El delantero Javier Borrego, durante la prueba. / JUAN MARTÍN - LA GIMNÁSTICA
Publicidad

Los jugadores y el cuerpo técnico de la Gimnástica Segoviana pasaron esta tarde la segunda sesión de test serológicos (Ig G e Ig M) para continuar con el proceso para poder jugar la fase de ascenso ‘exprés’ a Segunda División B. Los componentes de la plantilla azulgrana ya pasaron las primeras pruebas antes de comenzar a entrenar y, en esta ocasión, estuvieron gestionadas por la Mutualidad de Futbolistas Españoles (MUPRESFE) y se realizaron en el centro médico Los Tilos.

La Real Federación Española de Fútbol (RFEF) llegó a un acuerdo a finales del mes de mayo para que, una vez concertadas las citas en las sedes de la Mutualidad, se hicieran de forma gratuita para todos los miembros de las plantillas con licencia federativa. Según la Circular 73 de la RFEF, los equipos que vayan a disputar los play-off tendrán que acreditar dos sesiones de test de cada componente del cuerpo técnico y de cada jugador, con el fin de garantizar las medidas de prevención y control de la salud.

Los resultados de los test de las personas que los pasen se darán a conocer de forma totalmente confidencial al responsable del departamento médico de la RFEF y al responsable designado a estos efectos por el club cuando sea un resultado positivo para que el club pueda proceder según corresponda normativamente y en organización interna.

La Gimnástica continúa cumpliendo todas las directrices del proceso establecido para la fecha que ya tiene marcado en rojo -domingo 19 de julio en Palencia contra la Arandina-, mientras espera que la Junta permita que los jugadores no profesionales puedan afrontar la eliminatoria. Todo depende de un protocolo marcado por la Federación de Castilla y León para garantizar la seguridad de todos los participantes.

Mientras tanto, el plantel gimnástico se encuentra inmerso en su tercera semana de entrenamientos grupales, en la que ya está realizando ejercicios tácticos y poniendo en liza ciertos aspectos enfocados al contrincante. La buena noticia es que el mediapunta Álex Conde, que se sometió a una operación de menisco a mediados del mes de abril, está participando en las sesiones colectivas y está tocando balón.