Publicidad

La Copa del Mundo de esgrima en la modalidad de sable puso su buena dosis de presión en el Club de Esgrima Segovia, organizador de la competición junto a la Federación Territorial y la Española junto con el IMD, en una primera edición en la que tenían que salir muchas cosas bien para que la confianza en Segovia como sede de este tipo de eventos se renovara.

Seis años después, la competición se ha consolidado en Segovia de tal manera que difícilmente se puede concebir la Copa del Mundo de sable junior femenino sin que las tiradoras hagan parada en Segovia. No hay que olvidar que algunas de las pasadas protagonistas en esta competición participarán en los Juegos Olímpicos de Tokio, lo que refleja a la perfección el nivel que mantiene el torneo, que volverá a tener como sedes el pabellón Pedro Delgado en las jornadas matinales del sábado y el domingo, y la Academia de Artillería en las semifinales y la final individual que se llevarán a efecto el sábado por la tarde.

Será la prueba segoviana la quinta de una Copa del Mundo que ya ha pasado por las ciudades de Sochi (Rusia), Tashkent (Uzbekistán), Sosnowiec (Polonia) y Budapest (Hungría), y que a salvo de movimientos de última hora contará con la participación de 136 tiradoras llegadas desde Argentina, Australia, Bélgica, Bielorrusia, Brasil, Bulgaria, Francia, Gran Bretaña, Alemania, Grecia, Hong Kong, Hungría, Italia, Kazajstán, Países Bajos, Polonia, Rumanía, Rusia, Singapur, Suiza, Turquía, Ucrania y Estados Unidos, además de las tiradoras españolas.

LAS MÁS DESTACADAS… Y LA FAVORITA

Pero no solo resulta destacable el gran número de inscritas en la competición segoviana, sino que también hay que resaltar el hecho de que ocho de las diez mejores tiradoras del ranking mundial estarán presentes el próximo fin de semana en el pabellón Pedro Delgado. La clasificación está encabezada en la actualidad por la italiana Taricco Benedetta, seguida por la búlgara Yoana Ilieva, y ambas estarán en Segovia, además de la rusa Dariya Drozd, cuarta en el ranking y que da paso a toda una legión de tiradoras de Rusia, con Anastasiya Shokorova, séptima, y Alina Kliuchnikova, octava, metidas entre las diez primeras de la clasificación.

Aún siendo las anteriormente citadas las más destacadas del ranking mundial, no son las principales favoritas a hacerse con la victoria, puesto que la húngara Luca Szucs se ha mostrado como la más en forma de todas las competidoras, después de proclamarse subcampeona en las pruebas de Rusia y Polonia, y vencer en la final de la de Budapest que se llevó a efecto el pasado 4 de enero. Junto ala rusa Kliuchnikova, parte como principal candidata a la victoria en la Copa del Mundo de Segovia, aunque la igualdad entre las primeras es tan grande que cualquiera de las ocho mejor clasificadas del ranking mundial puede lograr el triunfo.

LAS DE CASA

Una veintena de tiradoras españolas tomarán parte en la competición segoviana, siendo el país anfitrión el que de manera lógica presenta un mayor número de competidoras. La tiradora con el ranking más alto es María Ventura, actualmente clasificada en el puesto 59 y que fue capaz de proclamarse vencedora en el mes de octubre de una de las pruebas del torneo nacional frente a tiradoras olímpicas como Araceli Navarro. Además, también destaca la presencia de la madrileña Paula Montoya, que el pasado año ya fue capaz de meterse entre las mejores de la competición que se celebró en Segovia.