“Si no hubiéramos hecho buenos partidos ante Boadilla y Zamora no habríamos mostrado el nivel competitivo que tuvimos frente al San Pablo Burgos, y esa es ahora nuestra idea, mostrar un buen nivel frente a Unión Financiera y Balonmano Alcobendas para preparar de la mejor manera posible los dos últimos partidos del año”. De esta manera Álvaro Senovilla reflejaba el sentir del cuerpo técnico y la plantilla de cara al primer encuentro de la segunda vuelta que enfrentará al Viveros Herol Nava con el Balonmano Alcobendas, séptimo clasificado a seis puntos del grupo por el ascenso “que va a venir a Nava intentando ganar para poder continuar peleando por entrar entre los cuatro mejores”.
Después de sumar cinco victorias consecutivas, el conjunto navero se ha ganado el derecho a no agobiarse pensando en el grupo por el ascenso, y sí en cómo afrontar de la mejor manera posible los enfrentamientos ante los directos rivales por alcanzar ese grupo, los que arrastrarán a la segunda fase los puntos sumados entre ellos. Novás y Villa de Aranda serán los oponentes con los que el Viveros Herol cerrará el año, pero para alcanzar el nivel competitivo óptimo Senovilla quiere que su equipo compita de la mejor manera posible ante un Balonmano Alcobendas del que el técnico navero valoró más de una virtud.

EL RIVAL, ANTE SU OPORTUNIDAD

“Alcobendas siempre compite muy bien, con gente experimentada en la categoría más jóvenes de la cantera. Es complicado porque tiene unos estilos defensivos muy distintos a los de otros equipos, combinando defensas abiertas con 6:0 y meten mucho ritmo tanto en el contraataque como en el contragol”, afirmó el entrenador, que aspira a que su plantilla se plantee el partido “como un reto. Queremos marcar nuestro ritmo de juego y nuestras señas de identidad, con una defensa solvente para poder correr y tener opciones a la contra”.
Teniendo en cuenta que el equipo no necesita de manera tan imperiosa los puntos, aunque siempre sean importantes, el reparto de minutos podría cambiar con respecto a encuentros anteriores: “Tenemos la suerte de que todos los jugadores pueden participar y son ambiciosos. Quieren trabajar para no bajar el nivel y nunca hemos dado la sensación de equipo que se conforma”, puso de manifiesto Senovilla, que aunque como cualquier técnico siempre ve margen de mejora en el equipo “porque en defensa los goles recibidos podrían haber sido algunos menos”, no esconde la realidad, “y ser uno de los más goleadores y estar entre los menos goleados del grupo significa que estamos en buena dinámica”.