Tan solo tres puntos separan en la actualidad el poder disputar la segunda fase de la competición en el Grupo por el ascenso, o en el que busca evitar el descenso. El subgrupo B del grupo octavo de la Tercera División está demasiado igualado en su zona media como para hacer pronósticos y a ello ha contribuido el flojo inicio de competición que han tenido tanto la Arandina como el Numancia B, dos de los conjuntos que la pasada temporada disputaron el play-off, y a los que los muchos cambios en sus respectivas plantillas, amén de varios partidos aplazados, han propiciado que se haya producido un ‘vacío de poder’ en la tercera plaza de la tabla, ahora ocupada por el Almazán.

Precisamente ante el Numancia B recuperará el CD La Granja el último de los encuentros que tiene aplazados prácticamente desde el inicio de la liga, y que puede devolverle a una tercera plaza de la clasificación que la confirmaría como el conjunto revelación de la temporada, por delante incluso de un Almazán que está haciendo las cosas muy bien en este primer tramo de la competición.

El Numancia B se está mostrando demasiado irregular en su fútbol, aunque se ha vuelto a reenganchar a la pelea por la tercera plaza después de su victoria en el campo de San Amaro frente al Bupolsa por 1-2 en el encuentro aplazado de la quinta jornada de la competición que se disputó el pasado miércoles.

Almazán, Arandina, Numancia B y CD La Granja aún pueden acabar el año en el puesto que da derecho a jugar por el ascenso

Con este triunfo el filial soriano ha propiciado un triple empate a doce puntos precisamente con el CD La Granja y la Arandina, que también disputará en la jornada de hoy el último de sus encuentros aplazados, en El Montecillo frente a la Cebrereña, por lo que la tercera posición tiene no pocos candidatos a ocuparla con el final de año.

Pensar que el conjunto de Ricardo de Andrés podía estar peleando por los puestos altos del subgrupo B a un par de partidos de terminar la primera vuelta resultaría una linda utopía de principios de temporada, pero está siendo una realidad gracias al trabajo que está realizando una plantilla a la que el técnico está sabiendo explotar sus virtudes, y a la que no demasiados equipos han podido ahondar en sus defectos.

La única ausencia en el equipo será precisamente la del entrenador, expulsado el pasado fin de semana en el encuentro ante el Burgos Promesas, por lo que será Víctor Roldán quien dirija al equipo sobre el campo de hierba artificial de la Ciudad Deportiva Francisco Rubio.

La tercera plaza, cerca del CD La Granja
El técnico del CD La Granja, Ricardo de Andrés. / NEREA LLORENTE

“La igualdad es máxima”

El entrenador del CD La Granja, Ricardo de Andrés, aspira a poner el equipo “más competitivo posible” para tratar de ganar el partido en Soria frente al Numancia B “y así romper una mala racha de partidos sin puntuar fuera de casa”, aunque el equipo se esté moviendo en la zona alta de la clasificación gracias al buen hacer en el campo de El Hospital.

Evidentemente Ricardo no es ajeno a la tremenda igualdad del grupo B, “lo que lleva a que si sumas tres partidos seguidos sin puntuar te puedes ver hundido en la tabla, pero si logras un par de victorias seguidas, rápidamente adelantas varias posiciones”. Por ello es importante para el equipo superar al Numancia B “que está claro que no es el del año pasado, pero eso entra dentro de la normalidad de un equipo joven, y no le quita un ápice de calidad a su plantilla”.

Las únicas bajas seguras en el equipo del Real Sitio serán las de Pluma y Sergi, que continúan con sus respectivos procesos de recuperación, El resto del plantel, incluidos algunos jugadores con molestias de la anterior jornada, estará a disposición del cuerpo técnico.