La Gimnástica Segoviana terminó el pasado fin de semana las pruebas de cara a la temporada de la ilusión en la Segunda RFEF que se estrena en el fútbol español en la campaña 21/22, y en el madrileño campo de la Unión Adarve comenzará una temporada que se presenta con un buen número de incógnitas, pero para la que el conjunto gimnástico se ha preparado a conciencia, con un buen número de refuerzos que han venido a elevar la competencia interna sobre todo en las posiciones ofensivas.

Otra cosa es que las últimas incorporaciones, sobre todo la de Alexis y la de Rahim, lleguen a tiempo para conjuntarse con el equipo, algo que no se consigue en un par de días, ni en una semana. La base del equipo ya está hecha, con Carmona en la portería, una línea defensiva bien definida, aunque para el partido de hoy falte Rui (el virus FIFA afecta hasta a los conjuntos de cuarta división) en la que si nada se tuerce Javi Marcos acompañará a Mansour en el eje de la defensa con Adrián en el lateral derecho y Rubén en el izquierdo.

Para el centro del campo pensar en que Manu no vaya a ejercer de ‘escoba’ por delante de la defensa parece una utopía con Nogueira de compañero, como también lo sería pensar en que Rafa Llorente, el que más ha deslumbrado en la pretemporada sobre todo en los primeros encuentros, y Szymanowski no vayan a ocupar las bandas. A tenor lo visto en los partidos de la pretemporada, las posiciones más adelantadas bien podrían ser tanto para Javi Borrego como para Fran Adeva, aunque sin descartar a Sergio Nanclares en cualquiera de las dos posiciones.

Motivados y sin errores

Como es la norma habitual en todas las temporadas en las que la Segoviana ha militado en la Segunda División B, los desplazamientos a los campos de los equipos madrileños pasan por ser extraordinariamente exigentes, como así lo reflejaba Manu González en la previa del choque que se celebrará a las doce de la mañana de hoy, al destacar que “el Adarve, como buen equipo madrileño es muy competitivo y no perdona errores; si no estás al cien por cien en todos los sentidos te penalizan mucho”. No hay que olvidar que fue precisamente este rival el que certificó el último descenso de la Segoviana a la Tercera División, así que la motivación será doble frente a un oponente que “se ha reforzado muy bien y creo que estará en la zona alta de la tabla” de la mano de Diego Nogales, que repite tras el buen hacer del equipo del Barrio del Pilar en la pasada campaña.

El Pontevedra, por arriba

Al ser una competición nueva con una mezcla de equipos aún por definir, De los dieciocho participantes en la Segunda RFEF, no hay uno solo que aparezca solamente como candidato a pelear por la permanencia. Todos los conjuntos se han reforzado con jugadores con experiencia en la Segunda División B, así que será el día a día el que acabe poniendo en su sitio a los distintos equipos.

Ahora bien, si hay uno que aparece en todos los pronósticos ya no solo para quedar entre los tres primeros sino incluso para lograr el título, es el Pontevedra, que mantiene un proyecto con nombres más que reconocibles en el fútbol nacional como Charles, Rufo, Romay o Churre. Un paso (o medio) por detrás, el resto de los conjuntos de Galicia también han conformado plantillas de buen nivel, como lo ha hecho el Real Avilés que lidera el grupo de los equipos asturianos.