El encuentro correspondiente a la cuarta jornada de liga que disputarán la Gimnástica Segoviana y el Don Benito será muy particular por varias razones, comenzando porque se disputará a las seis de la tarde del sábado, ya que el domingo se efectuará el traslado de la Virgen de la Fuencisla, porque será el primero de la temporada en el que el conjunto gimnástico aparezca en las quinielas como favorito para hacerse con los tres puntos, y porque se espera que el rival ceda la iniciativa del juego, algo que no ha sucedido en los partidos anteriores.

Por todo ello el cuadro azulgrana quiere afrontar el choque sin confianzas “y mucho menos mirando los números del Don Benito, que creo que está pagando el hecho de haber empezado tarde”, afirmó Ramsés, que tiene fresco en el recuerdo lo sucedido la temporada pasada en el partido frente a la Llanera “en el que al descanso parecía que lo teníamos todo de cara, y mira lo que pasó. No tenemos nada superior al Don Benito para que alguien piense que vamos a tener un partido fácil, aunque de forma injustificada le esté llegando al equipo que somos favoritos”.

COHERENTES CON EL MENSAJE

El cuerpo técnico de la Segoviana ha venido realizando cambios en cada jornada “en función de lo que nos íbamos a encontrar”, y Ramsés dejó claro que habrá cambios, “aunque solo sea por ser consecuentes con lo que el mensaje que trasladamos a la plantilla. No podemos decirles que aquí no hay ni titulares ni suplentes, y después poner siempre a los mismos y no cambiamos nada”. Ahora bien, los cambios no se harán “porque nos obliguemos a ello”, sino en función del rival de turno.

Ramsés augura cambios en el equipo “para ser coherentes con el mensaje que estamos lanzando a la plantilla de que aquí no hay ni titulares ni suplentes”

Aunque hay que destacar el hecho de que con Ramsés en el banquillo la Segoviana ha ganado cinco partidos de siete fuera de casa, el entrenador azulgrana matiza que “nosotros siempre queremos afrontar los partidos de la misma manera, “y pone una puntualización: “El partido del pasado fin de semana no lo jugamos fuera, sino en casa. Para los chicos el ver en Leganés a más gente de Segovia que de fuera es un plus que le da al equipo y le resta al rival. Y eso es algo que ha sucedido en muchos desplazamientos, salvo los que lógicamente hemos jugado muy lejos, y eso es algo que se nota muchísimo”.

Ramsés confía en que haya más de 1.500 espectadores en las gradas “porque es algo que nos ayuda”, y porque la marcha del equipo también ayudará a seguir enganchando a la afición. Pero la realidad dice que, cada vez que la Segoviana ha sido favorita, los problemas han sido mayúsculos a la hora de sacar los partidos adelante… cuando han salido.