Kike y Dani Arribas pelean por un balón durante el derbi que jugaron Gimnástica Segoviana y CD La Granja. / NEREA LLORENTE
Publicidad

Trece jornadas han transcurrido desde que la competición en el grupo octavo de la Tercera División diera comienzo allá por el mes de agosto, lo que supone prácticamente un tercio de liga, ya que la inclusión del Real Burgos supuso que el grupo pasara a ser de 21 equipos, y la liga de 42 jornadas.

Los dos conjuntos segovianos que se integran en la categoría viven muy distintos estados de ánimo transcurrido ese primer tercio de la competición.

Mientras que la Segoviana se encuentra en la posición que se le espera en la tabla, tercero a un punto del segundo clasificado y bien asentado en la zona de play off, el CD La Granja está pagando su mal inicio de liga, con un nuevo técnico que el pasado fin de semana se llevó un buen disgusto al ver que su equipo no era capaz de sujetar el 1-0 favorable frente a un Mirandés B, directo rival por la permanencia, con un jugador menos, que le remontó el partido en apenas un par de minutos.

Si hay algo que está definiendo al conjunto gimnástico en la presente temporada es que está sabiendo ganar a los rivales que debe superar para jugar el play off. Si bien es cierto que le queda en el debe el no haber podido puntuar ante conjuntos de potencial similar como el Zamora o la Arandina, y se queda en el tintero el encuentro perdido en el campo de La Virgen del Camino en la segunda jornada de la competición, lo cierto es que el conjunto de Manu González se está mostrando tan solvente ante conjuntos de menos entidad.

El dato es claro, ya que tan solo el Zamora, con once triunfos, está siendo capaz de superar la decena de victorias azulgranas, conseguidas en campos tan complicados como Las Salinas, Castañares o La Arboleda, que tradicionalmente no se le suelen dar demasiado bien al equipo gimnástico, que a esas victorias lejos de La Albuera les une el ‘modo local’ que salvando el partido frente a la Arandina, le ha llevado a sumar los tres puntos cada fin de semana que le toca jugar en casa.

El conjunto azulgrana descansa el fin de semana, y el granjeño juega en La Virgen del Camino

Peor le pintan las cosas al CD La Granja, que después de cambiar el rumbo con un proyecto nuevo, ha visto cómo las dificultades para salvar la categoría van a ser aún mayores en la presente campaña, en la que descienden cuatro conjuntos. El equipo del Real Sitio, con problemas para completar la convocatoria en las primeras jornadas de competición, ya ha jugado frente a los rivales más destacados de la categoría sin demasiada suerte, lo que le costó el puesto a Carlos Fonseca.

Está por ver si la llegada de Miguel de la Fuente va a conseguir cambiar la dinámica de un CD La Granja que también está inmerso en una deriva institucional tras el cese de Pablo Alejandro como presidente, y la constitución de una Junta Gestora. De momento, el disgusto del pasado sábado se quedará en simplemente eso si el equipo consigue derrotar a La Virgen del Camino el próximo sábado. De no ser así, la tendencia a la baja será más que evidente en un conjunto que pasa por graves problemas defensivos, con un promedio de goles recibidos que se acerca a los tres.