dep1 1nerea WEB
Manu González da instrucciones a Nogueira, Arribas y Borao durante el partido disputado en La Albuera ante el Ceares. / NEREA LLORENTE

La Gimnástica Segoviana suma 11 puntos de 18 posibles. “Es la leche”, resume su entrenador, Manu González, encantado con la cosecha, que sitúa a su equipo en segunda posición de la Segunda Federación. Sin lanzar las campanas al vuelo, el grupo apela al presente. “Cada domingo es un mundo”. Lo que ya es un hecho es que los azulgranas ganan prestigio en la recién estrenada categoría. “Todos los entrenadores nos conocemos bastante bien; sabemos el potencial que tenemos, las virtudes y los defectos. No sé qué pensarán de la Sego, pero creo que nos tienen bastante respeto”. Y el respeto vale puntos.

El entrenador del Ceares, Pablo Busto, considera a la Segoviana candidata. “Cuando me preguntaron durante la pretemporada por los candidatos para estar arriba siempre puse a la Gimnástica Segoviana. Me sorprendió mucho el resultado de la primera jornada (derrota 4-1 ante el Adarve), pero a partir de ahí… Es un equipo candidato. Hay mucha igualdad; a día de hoy la clasificación no dice nada. Refuerza anímicamente, pero hay que esperar a la jornada 10 o 12, que sepamos todos en qué vagón vamos a estar. Es muy pronto”.

La diferencia entre la Segoviana, segunda con 11 puntos, y el Ceares, colista con cuatro, no se trasladó al césped de La Albuera en un partido en el que nadie habría podido tildar de injusto el empate. González asumió errores en el planteamiento. “Teníamos mucho espacio por fuera pero no hemos sabido encontrar la espalda de los centrales. Pensábamos que íbamos a encontrar juego interior, sobre todo con Conde. Entre la primera línea y la segunda ha estado el fallo. Hemos entrenando menos; como el trabajo táctico no ha servido, los jugadores no han encontrado soluciones”. Con todo, puso en valor su capacidad para resolver el entuerto. “Son muy buenos. Aunque yo me equivoque y parezca que he intentado estorbarles al máximo, el equipo saca los tres puntos”.

La nota negativa estuvo en las lesiones. González bromeaba la semana pasada con Alexander Szymanowski, que estará un mes de baja por una rotura fibrilar. “Tenía un entrenador, no voy a decir quién, que les decía a los jugadores que cuando estaban lesionados se lo ponían fácil porque no tenía que elegir. Así que él me decía que si caía alguno, yo lo tenía más fácil”. En cuarto de hora, cayeron dos fijos: Álex Conde y Javi Borrego.

El percance de Conde preocupa más por su historial. “Las lesiones son parte del fútbol, hay que aceptarlas. Conde es un jugador que en la Sego se ha perdido muchos partidos por lesión; sobre todo la primera temporada y la segunda. Ahora estaba encontrando la continuidad que le había faltado en temporadas anteriores y está afectado porque a todos les gusta jugar. Mentalmente está fuerte, con confianza, y sabe que es importante”.

González muestra satisfecho con los recambios. “Tenemos jugadores de sobra para suplirle”. Eso incluye, en una posición más retrasada, a Juan de la Mata. “Juanito es un grande. Le conozco muy bien y tengo mucha fe en él. Es cierto que en la posición en la que él juega tiene más complicado entrar; hay mucho talento por dentro. Pero él sabe que va a tener su oportunidad y la va a saber aprovechar”. La Segoviana llegará el domingo al Helmántico para medirse al Salamanca UDS como segunda. Ahí es nada. Bendito presente.

“Trabajamos el balón parado para Mansour”

dep1 2nerea WEB
Mansour Seck defiende una jugada en el campo de La Albuera. / NEREA LLORENTE

El central Mansour Seck es, tras seis jornadas, el pichichi de la Segoviana con tres goles, un honor que comparte con Javi Borrego, mientras los dos ‘nueves’ –Fran Adeva y Sergio Nanclares– suman un gol entre ambos. La anécdota ilustra el valor del senegalés en el juego aéreo. “Trabajamos el balón para él, casi todas las jugadas son para él. Es un tío eficaz, por eso le hemos traído. A mí me da igual los goles que lleve cada uno, lo que me importa es que el equipo gane y los jugadores estén contentos”, subraya Manu González. La producción ofensiva de la Segoviana le ha permitido sumar puntos en cinco de las seis jornadas disputadas pese a que solo ha dejado su portería a cero en una ocasión, en La Albuera ante el Arosa.

González no evalúa a sus puntas solamente por su cuenta goleadora y va más allá. “Tenemos delanteros muy completos que juegan para el equipo. No tenemos un juego de llegar a banda y buscar centros laterales para delanteros que busquen el remate. La elección de Adeva ante el Ceares era para que sujetara a los centrales y les hundiera lo máximo posible para encontrar ese juego interior. Es que nos dan muchísimas cosas. Nanclares nos da muchísimo fútbol, descaro; Adeva nos da trabajo, no para de correr ni de estorbar en los 90 minutos”.