Los jugadores y el cuerpo técnico de la Gimnástica Segoviana celebran los 92 años de club, en el campo de La Albuera. / JUAN MARTÍN - LA GIMNÁSTICA
Publicidad

La Gimnástica Segoviana está de cumpleaños. En el día de hoy sopla 92 velas y quiere compartir con sus aficionados a través de las redes sociales oficiales del club. Un aniversario que busca redondear con el ascenso a Segunda División B. Para ello, los jugadores y el cuerpo técnico que comanda Manuel González continúan entrenándose a conciencia para el primera compromiso, que será la semifinal del play-off exprés contra la Arandina CF.

Completada la tercera semana de entrenamientos en grupo, el conjunto azulgrana ya va viendo más de cerca su cita después de casi cuatro meses sin jugar un partido oficial. La última vez que se midió a un rival fue el 8 de marzo en casa contra el Atlético Bembibre. Desde entonces, pese a que las condiciones no han podido ser las mejores, los componentes del equipo siguieron ejercitándose de manera individual en la medida que cada uno pudo y ahora se encuentran inmersos en recuperar el mejor estado de forma posible para jugarse toda la temporada en -como mucho- dos enfrentamientos. Con el levantamiento del estado de alarma, la plantilla ya ha podido entrenar aspectos tácticos y realizar un trabajo más específico con balón.

Mañana, lunes, el plantel inicia su cuarta semana, quedando ya solo tres para la semifinal del play-off que tendrá lugar en la Nueva Balastera de Segovia (domingo 19 de julio).
Por otro lado, en lo que al proceso electoral se refiere, el club no recibió ninguna candidatura a la presidencia y las dudas sobre qué pasará en un futuro a corto plazo asaltan a los aficionados. En principio, la continuidad de la actual junta gestora, que encabeza Agustín Cuenca, no está asegurada, aunque como ya apuntó tras concluir el plazo de presentación de proyectos aspirantes todo pasa por reunirse y valorar las circunstancias que se han dado en los últimos meses y tomar una decisión.

26 de junio, doble efeméride

Esta semana concluye con el aniversario del club, pero el viernes también tuvo dos efemérides que marcan la historia gimnástica. El 26 de junio de 1999 el equipo ascendió a Segunda B ante el Marino de Luanco y en 2011 subió a la misma categoría en Logroño. Una fecha de las más significativas para la Segoviana.