Un triple cambio en un encuentro anterior de la Gimnástica Segoviana. / NEREA LLORENTE
Publicidad

Desde que Manu González llegara a la Gimnástica Segoviana de la mano de Abraham García, y después de que asumiera el puesto de primer entrenador, la política de rotaciones en la plantilla azulgrana ha sido una constante en su quehacer semanal.

Es evidente que todos los entrenadores tienen un ‘núcleo duro’ en sus equipos, una columna vertebral de jugadores que son considerados prácticamente imprescindibles, y que tienen menos minutos de banquillo que otros, pero la realidad gimnástica es que resulta prácticamente imposible que el técnico repita un once inicial de una semana para otra, más allá de los obligados cambios por lesiones o sanciones.

Así viene sucediendo también a lo largo de la presente temporada, y continuará el próximo fin de semana en el encuentro que el conjunto azulgrana juegue ante el Burgos Promesas, ya que en la tarde de ayer el entrenador de la Segoviana anunció en su comparecencia ante los medios que hará un mínimo de dos cambios en el equipo que derrotó el pasado domingo al Real Ávila.

A salvo de sorpresas de última hora, las novedades en la convocatoria estarán en la entrada de Adrián, que se ha recuperado de la recaída que sufrió de sus molestias musculares, y la baja para este encuentro de Dani Calleja, también con molestias musculares “que no va ni a entrenar esta semana” afirmó Manu, que sabe que tiene una plantilla más que compensada para que no se noten las ausencias.

Manu justifica sus rotaciones señalando que “siempre quiero mantener la competitividad en la plantilla, y me gusta premiar el trabajo de los jugadores, que tendrían muchos minutos de juego en cualquier otra plantilla y que aquí pueden tener alguno menos”.

Recuperando a Adeva

El delantero de la Segoviana se vio envuelto de manera involuntaria en la grave lesión del lateral del Real Ávila Sito, que fue operado con éxito de su fractura de tibia y peroné, y durante el Clásico de Castilla se le vio muy afectado por la lesión de un compañero, como puso de manifiesto el técnico. “Ya está mejor, y a ello ha contribuido que varios compañeros de vestuario son conocidos y amigos de Sito y ya sabe que la operación ha salido bien y además el Ávila le ha renovado en un gesto que honra al club. Sabemos que no fue nada premeditado, sino una acción muy desafortunada, y lo más importante es que Sito se recupere lo mejor y más rápido posible”.

Javi Borrego

Javi Borrego ha vuelto a recuperar su sitio en el equipo después de la baja por sanción que sufrió en la segunda jornada de liga. El salmantino parece haber cogido el ‘gusto’ a comenzar las acciones pegado a la banda, teniendo como tiene a Fran Adeva y a Diego Gómez como jugadores de referencia en la punta del ataque. “El año pasado recaía sobre mí la faceta goleadora, y este año estoy algo más liberado, pero tengo la misma ilusión por hacer las cosas bien que el año pasado”.

A ‘Borre’ no le es extraña la nueva posición en el campo “porque ya había jugado pegado a la banda, aunque no tantos partidos, y por mis condiciones puedo aprovechar para crear ocasiones. No tengo ningún problema en jugar donde me ponga el entrenador, que es donde considera que puedo ayudar mejor al equipo”.

El delantero tiene fe en la preparación física de la Segoviana, “y haciendo largos los partidos podemos llevarnos los puntos marcando en los minutos finales”. La presión del favorito se asume con total naturalidad “y sabemos que aunque la victoria ante el Ávila fue un golpe en la mesa, todavía no hemos hecho nada, y debemos seguir en esta línea si queremos llegar al final de la temporada con el objetivo del ascenso conseguido”.