No se detiene el mundo para una Gimnástica Segoviana que prácticamente cada día genera alguna noticia. Si en la jornada del martes vivió la presentación de Fernando Llorente, y en la del miércoles el primer equipo disputó el tercero de sus amistosos en el campo de la Arandina, donde venció al conjunto de Tercera División por 2-4, en la tarde del jueves preparó la presentación del guardameta Julen Pagola en las instalaciones de Limac, uno de los colaboradores del club desde hace siete años.

El club azulgrana ha tardado poco tiempo en tomar cariño al portero navarro, que trabajó para desvincularse del Tudelano, con el que estaba realizando la pretemporada, en cuanto le llegó la oferta gimnástica. “Hablé con los miembros del cuerpo técnico de la Segoviana, -señaló el portero-, y apenas tardé un día en decidirme a dar el paso. La Segoviana es un club que está creciendo, y quiero formar parte de ello”.

Pagola ya conoce el vestuario gimnástico “y es fantástico”. Del equipo también habló logicamente para bien, aunque quiso ser cauto a la hora de valorar las posibilidades del conjunto en la Segunda RFEF “porque lo primero es asentarse en la categoría. Tiempo habrá en los últimos meses de la competición para valorar si podemos estar más arriba en la tabla, o si tenemos que hacerlo para mantenernos”.

PRIMERA VICTORIA

El portero navarro tuvo la oportunidad de jugar unos minutos en El Montecillo el pasado miércoles “donde pudimos ganar a un buen equipo. Comenzamos perdiendo pero logramos remontar y eso siempre te da buenas sensaciones”. La realidad del encuentro fue que la Segoviana volvió a mostrar el que puede ser su principal talón de Aquiles esta temporada, como es la defensa de los balones parados. Pero el ataque estuvo mejor que en partidos anteriores, y los tantos de Óscar de Frutos, Diego Gómez, Ivo y Sergio Arévalo propiciaron que el encuentro terminara con el marcador de 2-4 favorable al conjunto gimnástico, que mañana, a partir de las 20.00 horas, volverá a jugar otro encuentro amistoso, en esta ocasión en el campo de La Albuera teniendo como oponente al Tudelano.

FERNANDO LLORENTE

El segoviano Fernando Llorente rechazó mejores ofertas económicas para recalar en la Gimnástica Segoviana esta temporada, y de ello se enorgullecía el presidente Agustín Cuenca durante la presentación del jugador, habitual de los mejores conjuntos de la Segunda División B y que ha retornado a Segovia.

“Toda la vida me había planteado que en algún momento tendría que jugar en la Sego. Ahora se ha dado la oportunidad y me pone contento saber que por fin voy a poder jugar en La Albuera”, afirmó el segoviano, que no siente la presión de ser uno de los futbolistas al que la grada va a mirar con más atención: “Lo importante es el equipo, si vamos ganando partidos todos estaremos más contentos. No tengo presión, voy a jugar como uno más”.
El cambio de grupo es considerado por el segoviano como “más complicado” que en el que militó la Segoviana el pasado año. “Será muy importante empezar con buen pie y sumar puntos lo antes posible”.