La victoria de la Gimnástica Segoviana sobre el Numancia B el pasado domingo no solo acabo con una pequeña racha de malos resultados para el conjunto gimnástico, sino que le acercó casi de manera definitiva a un ascenso a Segunda B que tiene mucha ‘pinta’ de poder producirse antes incluso de que acabe esta primera fase de competición, un hecho que sin duda no tenía nadie previsto, comenzando por una Federación Española que planeó un sistema de competición con una segunda fase de tan solo seis partidos.

Con 27 puntos aún en juego, (los 9 que restan para el final de la primera fase y los 18 de la segunda), los 21 puntos de ventaja que tiene el conjunto azulgrana sobre el Burgos Promesas, segundo clasificado del grupo B, dejan a la Segoviana a tan solo dos victorias de hacerse matemáticamente inalcanzable para cualquiera de los rivales de su grupo que se clasifique para la segunda fase, ya sea el Promesas burgalés, la Arandina, el Numancia B o el Ávila, que son los equipos que pelearán por las dos plazas restantes de clasificación para el grupo por el ascenso.

Estas premisas prácticamente se repiten con los equipos del Grupo A salvando el Palencia Cristo Atlético, el único equipo que está en disposición de discutirle el título de campeón de liga a la Segoviana, 14 puntos por detrás del equipo gimnástico, pero siempre con dos partidos menos puesto que el grupo A cuenta con 11 equipos, por 12 del grupo B.

Como quiera que son dos los puestos de ascenso directo que salen del grupo 1, la diferencia que se debe tener en cuenta es la que se tiene con el tercer clasificado, que en este momento es el Atlético Astorga, con el que la Segoviana tiene una diferencia favorable de 23 puntos después de haber jugado dos partidos más. Precisamente por ello hay que tener en cuenta el coeficiente, que en el caso del conjunto gimnástico es actualmente de 2,73, siendo el del Astorga de 1,61.

Haciendo pleno de victorias de aquí hasta el final de la segunda fase, el conjunto maragato alcanzaría un coeficiente de 2,15, mientras que si la Segoviana llegara a los 61 puntos y no volviera a ganar ni un solo punto más, su coeficiente sería de 2,17, por lo que se confirma que ganando los tres partidos que restan para el final de la primera fase, Real Burgos, Diocesanos y CD La Granja, el equipo de Manu González firmará el ascenso matemático sin necesidad de jugar la segunda fase.