futbol segoviana 1
Rubén se impone en un balón aéreo./ JUAN MARTÍN-G. SEGOVIANA

Aunque empatar en casa siempre pueda saber a poco, y más frente a un oponente que hizo de la defensa su mejor arma, la Gimnástica Segoviana se ha acostumbrado a no enlazar dos jornadas consecutivas sin sumar puntos, y este hecho le está reportando satisfacciones a nivel clasificatorio, con el equipo gimnástico volviendo a las posiciones de fase de ascenso, cuarto en la tabla igualado a puntos con el Navalcarnero, a dos puntos de la segunda posición que comparten Atlético B y Cacereño, y a cinco del liderato de la categoría.

Pero la igualdad en este grupo V de la Segunda RFEF es tan grande que, siendo la de la Segoviana una temporada excepcional, el equipo que dirige Ramsés Gil solo está seis puntos por encima de los puestos de descenso. “La liga está preciosa”, afirmaba el técnico al finalizar el partido frente al Villanovense, pero esta igualdad obliga a no relajarse “porque es muy difícil que podamos elevar nuestro nivel de exigencia con los chicos”, y más teniendo en cuenta que el próximo domingo, a las 12.00 horas, la Segoviana visitará el campo del Cacereño.