Publicidad

La Gimnástica Segoviana pudo confirmar en la tarde del sábado el buen momento en el que se encuentra de cara a la semifinal del play off express que disputará frente a la Arandina el próximo 19 de julio. La victoria sobre el CD Toledo en el amistoso disputado en La Albuera, más allá del resultado en sí, puso de manifiesto el positivo trabajo realizado a lo largo del mes de preparación que acumula el equipo.

Tomando como referencia el choque del sábado, y siempre teniendo en cuenta que el partido se disputó en el campo de La Albuera, lo cual representó una ventaja para el conjunto gimnástico, dejó buenas sensaciones la Segoviana en el apartado defensivo, con Rui y Viti muy bien colocados en el eje de la zaga en la primera parte, más Adrián y Rubén percutiendo de manera constante por las bandas. En el segundo tiempo Javi Marcos mostró su capacidad para ir al cruce, y la entrada de los jugadores jóvenes en el segundo tiempo no hizo bajar el nivel.

Algunos desajustes defensivos propios del primer encuentro, y la falta de puntería a la hora de culminar las claras ocasiones, de lo poco a mejorar

Prueba de ello fue que ni David ni Christian apenas tuvieron que intervenir bajo los palos. El inquilino de la portería en el play off va a ser una de las incógnitas que se van a mantener hasta casi el mismo día del partido, ya que ambos guardametas están a buen nivel, y a falta de intervenciones de mérito, sí mostraron seguridad en el golpeo del balón, algo que en el fútbol moderno comienza a ser de lo más importante.

En la medular, cabe destacar la normal aportación de Manu, imprescindible en el pivote defensivo, permitiendo que sus compañeros se ‘desengancharan’ llegando en segunda línea al área. Álex Conde se mostró intermitente, pero participó en varias las acciones más peligrosas del equipo, y tanto Astray como Ivi más Dani Arribas siempre llevaron peligro cerca del área.

Detalles para mejorar

Pese a las buenas sensaciones, aún quedan apartados por mejorar, pero ello tiene que ver más con el tiempo de entrenamientos que con situaciones tácticas. Algunos desajustes defensivos propios de la inactividad, y la falta de puntería a la hora de culminar las acciones ofensivas se pueden contar en el ‘debe’ de la Segoviana, aunque no es un tema que preocupe al cuerpo técnico, que dejó sin jugar a Iván Sales, con malas sensaciones en el calentamiento que le llevaron a no participar en el partido por precaución.

El próximo sábado la Segoviana jugará el segundo y último encuentro de preparación en La Albuera frente al Navalcarnero, también a las ocho de la tarde y a puerta cerrada.