Publicidad

La Gimnástica Segoviana ya está preparada para iniciar los entrenamientos de cara al play off express que se celebrarán en la segunda quincena de junio, en un escenario aún por confirmar, aunque el estadio de La Nueva Balastera apunta como el idóneo para llevar a cabo esta fase de ascenso que se compondrá de tres partidos, y que tendrá como protagonistas al conjunto azulgrana que se medirá a la Arandina, más el Zamora y el Numancia B que dirimirán la otra semifinal.

Será el día 8, fecha en la que previsiblemente toda la comunidad de Castilla y León pase a la fase 2, cuando toda la plantilla comience a ejercitarse a las órdenes de Manu González, una vez que todos los jugadores superaron el test que se les llevó a cabo en Recoletas. Hubo algunos futbolistas que presentaron anticuerpos, lo que indica que ya han superado la enfermedad y que pueden ejercitarse sin mayores contratiempos.

Ese inicio de los entrenamientos del 8 de junio será el que marque el levantamiento el ERTE que la Segoviana interpuso a finales de mes de marzo para todos sus trabajadores, futbolistas, cuerpo técnico y personal administrativo y de gerencia.

Un buen ‘mordisco’ al presupuesto

Este levantamiento del ERTE le supondrá al club volver a asumir en su totalidad los costes de los salarios de sus trabajadores, así como las cotizaciones a la Seguridad Social durante los meses de junio y julio. Y es que, como señala Agustín Cuenca, “no es lo mismo afrontar un final de temporada más o menos ‘normal’ en el que la Federación diera por terminada la campaña sin jugar este play off, y decretando ella misma los ascensos, que tener que afrontar ahora dos meses de gastos con muy pocos ingresos”.

Y es que el club se ha ahorrado algunos gastos en estos dos meses largos sin competición, como los de arbitrajes o desplazamientos, pero también se le han caído algunos ingresos que compensaban esas partidas de gastos, porque las taquillas estaban siendo suficientes para pagar los arbitrajes y se esperaban las habituales buenas entradas en el sprint final de la temporada. Ahora llega un play off express que supondrá un ‘mordisco’ importante a las arcas del club, ya que podría llegar a los 40.000 euros, con lo que el colchón económico que manejaba el club se quedará en nada de cara a la próxima campaña.

A vueltas con las equipaciones

A los sueldos de los jugadores habrá que añadir los gastos en los arbitrajes de los partidos amistosos que jugará el equipo, más los test que se tengan que volver a realizar los futbolistas, más un gasto extra como es el de las equipaciones, puesto que el protocolo para el play off exige que los equipos se cambien de equipación en el descanso.

 

La Gestora estudia volver al celeste y blanco como segunda equipación para
no tener problemas de coincidencias en el play off

 

Otro problema se añade al de las equipaciones. La Segoviana ha tenido problemas de coincidencia de indumentaria en sus partidos ante los tres rivales de play off, tanto con la equipación azulgrana como con la rosa y la blanca. Así que el club se plantea volver a la camiseta celeste con el pantalón blanco para así no tener problemas de coincidencia con Arandina, Zamora y Numancia B. Pero… eso implicará un gasto extra. El play off express le va a salir a la Segoviana por un buen ‘pico’.

Las elecciones, antes del play off

La Junta Gestora del club ha decidido convocar las elecciones a la presidencia de la Segoviana, y será la próxima semana cuando lo anuncie de manera oficial, estableciendo un calendario electoral prácticamente idéntico, en cuanto a sus plazos de presentación de candidaturas y posibles impugnaciones a las mismas, al que publicó en el pasado proceso electoral en el que salió reelegido Agustín Cuenca.

La diferencia sustancial en este proceso con respecto al anterior se producirá en el sistema de votación, ya que la Gestora ha decidido que la jornada electoral, que se llevará a efecto según el calendario antes de la celebración del play off de ascenso, será abierta y no se producirá en asamblea extraordinaria. Durante unas horas el club dispondrá una mesa electoral abierta, en la que los socios podrán depositar su papeleta y de esta manera se podrán evitar las grandes concentraciones de personas que todavía no están permitidas por las autoridades sanitarias.