dep2_1-segoviana
El defensa de la Gimnástica Segoviana Carlos Fernández ‘Charly’ se dispone a ejecutar un pase en largo, durante el partido contra el Real Ávila / KAMARERO
Publicidad

Seis días después de sumar una trabajada victoria frente a un Atlético Astorga que ofreció una gran imagen en La Albuera, la Gimnástica Segoviana defenderá su brillante liderato por primera vez en la presente temporada en el campo de La Arboleda de Almazán, uno de los terrenos de juego que tradicionalmente más complicaciones se le presentan al conjunto gimnástico.

El Almazán que entrena Diego Rojas no inició la temporada de la mejor manera posible, ya que no fue hasta el pasado fin de semana cuando sumó su primer triunfo de la competición después de imponerse en Tordesillas, por lo que poco a poco va sumando los puntos que necesita para poder mantener la categoría, el objetivo del conjunto soriano, del que ya avisó manu González en la previa del encuentro que había cambiado su estilo de juego, metiendo dos delanteros. Aunque una cosa es hacerlo en el campo del Atlético Tordesillas, y otra hacerlo frente al líder de la competición. A la Segoviana le gustan los espacios, como ya ha demostrado en anteriores encuentros.

Así que no parece que el equipo soriano vaya a quemar sus naves buscando los tres puntos, sino que intentará dejar la iniciativa del juego al equipo gimnástico, buscando la sorpresa a la contra, sin descartar tampoco el juego en largo, tratando de buscar los espacios que dejan a la espalda los laterales segovianos.

LOS LATERALES

Pero en esta ocasión no será sencillo encontrar esos espacios, al menos en el lateral derecho, porque Adri sigue de baja, aunque si hubiera necesidad de ponerle en el campo podría jugar, por lo que es más que posible que su lugar pegado a la banda sea ocupado por Charly, habida cuenta de que Manu González tiene más confianza en la dupla que forman Javi Marcos y Anel en el centro de la zaga, con Charly, y Rubén, ocupando las bandas.

Precisamente Rubén es uno de los jugadores que más minutos está acumulando en la competición, y a pesar de que el segoviano ha demostrado encontrarse en buena forma, inquieta la ausencia de un sustituto claro para esa demarcación, que pudiera ser ocupada por Asier, e incluso en la pasada temporada fue Dani Arribas quien retrasó su posición para entrar desde el lateral, pero no cabe duda que ambas posibilidades no dejan de ser transitorias, como lo es la opción de Dani Abad, un futbolista de corte muy ofensivo que en pocas oportunidades ha ocupado esa demarcación.

MÁS PRESENCIA

Sea como fuere, ese problema llegará (si lo hace) más adelante, y lo que ocupa ahora al cuerpo técnico es el choque frente al Almazán, en el que el equipo deberá demostrar “personalidad” como señaló Manu en la previa. Sin llegar a la exuberancia ofensiva que la Segoviana demuestra en sus partidos de La Albuera, sí se echa de menos algo más de presencia del equipo en el área rival cuando juega como visitante. Evidentemente, toda crítica se queda en mucho menos cuando se comprueba la clasificación del cuadro azulgrana, pero el técnico ha preferido incidir en este apartado, porque hay calidad técnica, y táctica, para pasar por menos apuros de los que el plantel ha pasado en campos como el de la Cebrereña, o el del Júpiter Leonés B.

Teniendo en cuenta la escasa tendencia del cuerpo técnico a hacer revoluciones en el equipo, y menos cuando éste ofrece un buen rendimiento, existen serias posibilidades de que la Segoviana repita el once que saltó al campo frente al Astorga, con Domingo acompañando a Manu en el doble pivote, y el triángulo Calleja-Conde-Mika, llevando el peligro desde el perfil izquierdo hacia el centro. Por la derecha existen más dudas entre la capacidad de trabajo de un Dani Arribas al que no le terminan de salir las cosas pero que nunca niega una carrera, o el perfil más de extremo de Kike, autor del gol de la victoria hace una semana. La solución, a partir de las cinco de la tarde.