futbol segoviana 3
El directivo de la Segoviana Juan Carlos Renedo, durante la presentación del partido de Copa que se llevó a cabo en Venta Magullo./ JUAN MARTÍN-G. SEGOVIANA

No es un asunto de si se han aprovechado de nuestro trabajo, o no. La cuestión es que hemos trabajado muy duro para conseguir que el partido de la Copa del Rey ante el Mallorca se pudiera jugar en La Albuera”. Son palabras del directivo de la Gimnástica Segoviana Juan Carlos Renedo, el artífice de que el conjunto azulgrana pueda medirse al equipo bermellón de Primera División, y que indirectamente el Unami pueda hacerlo frente al Deportivo Alavés veinticuatro horas antes.

La Segoviana suma cuatro participaciones coperas en las pasadas seis temporadas, las tres últimas de manera consecutiva, hasta que la suerte sonrió en forma de conjunto de Primera División en el sorteo de emparejamientos después de los enfrentamientos ante equipos de ‘campanillas’ de Segunda como fueron el Elche, ahora en Primera y el Girona.

Un aforo de 2.168 personas

Más allá del problema con la iluminación del campo de La Albuera, el club quiere promocionar el encuentro “que queremos que sea una fiesta” del estilo que lo fueron los partidos ante el Athletic Bilbao o el Sevilla , “y que por tercera vez en la historia de este campo podamos colgar el cartel de no hay entradas”. Con un aforo de 2.168 personas sentadas, el ‘lleno’ no parece difícil de conseguir, aunque la temporada que está realizando la Segoviana no esté siendo todo lo buena que se esperaba en el último mes y medio, y la del Mallorca sea muy pareja a la del Deportivo Alavés, fuera de los puestos de descenso en la Liga Santander, pero no a demasiada distancia.

El club azulgrana ha establecido los precios de las entradas, haciendo la habitual diferencia entre los socios (que abonarán 5 euros y podrán adquirir su entrada en los puntos de venta habituales y en la sede del club) y los no socios, a los que la entrada les costará 15 euros en venta anticipada y solo podrán adquirirla en la sede de la Segoviana, por un tema de numeración de entradas, que costarán cinco euros más el día del partido.

Además, no hay que olvidar que la entrada a la tribuna tendrá un suplemento de cinco euros, y los niños hasta 13 años pagarán 10 euros por su entrada.

Socios que ceden su abono

La hora del partido no es la más habitual para un encuentro entre semana, y por ello algunos socios de la Segoviana ya han señalado al club que no podrán asistir al encuentro, y han cedido su abono para que el club pueda tener una entrada más a la venta. De momento, la Segoviana señaló que ningún grupo de aficionados del Mallorca se ha puesto en contacto con la entidad pidiendo entradas, y su principal preocupación no es este hecho “sino el estado del campo de La Albuera después de que el martes haya jugado el Unami. Queremos pensar que el IMD tendrá en cuenta que nosotros jugamos el miércoles y pondrá a sus operarios a trabajar para poner el terreno de juego lo mejor posible, no en vano también es imagen para ellos”.

El equipo jugará con la camiseta arlequinada con la que en la pasada campaña ya jugó su partido de la Copa del Rey, que el club también pondrá a la venta a un precio de 37 euros para los socios, y de 39 para los no socios.

“Si las luces hubieran costado 15.000 euros no se habría jugado en La Albuera”

Una cosa es que la Gimnástica Segoviana no quiera cargar las tintas sobre nadie a cuenta de la iluminación del campo de La Albuera, y otra que no haya puesto en evidencia con su actuación el déficit que presenta esa instalación deportiva, y no solo en lo que las luces se refiere. A este respecto Juan Carlos Renedo quiso sacar al Instituto Municipal de Deportes de la ecuación al afirmar que “el problema puede ser que el IMD no cuenta con el dinero suficiente para realizar todo el trabajo que quiere por el deporte en Segovia. Y hablo de La Albuera como puedo hablar del módulo cubierto de atletismo, por citar dos ejemplos”.

Y es que el dinero para hacer posible que los partidos de Copa del Rey se disputasen en Segovia era tan escaso que el directivo gimnástico lo tiene claro: “Si la iluminación hubiera costado 15.000 euros no se habría podido jugar en La Albuera”.

Y ahora que el problema ha vuelto a salir a la luz (y nunca mejor dicho…) al Ayuntamiento de Segovia se le ha dado traslado de la oferta de la empresa Lumsport, que ha pasado un presupuesto de 105.000 euros para instalar una nueva iluminación en La Albuera utilizando las torres actuales, y otro de 150.000 euros si se quieren instalar unos postes nuevos de veinte metros. “Pero ese ya no es nuestro trabajo”, señaló Renedo, que tiene “cada vez más claro” que la Segoviana puede eliminar al Mallorca y generar un nuevo problema al Ayuntamiento de la ciudad a cuenta de la luces, porque con seguridad en el sorteo de emparejamientos volvería a tocar un conjunto de Primera, con lo que ello representa a efectos de televisión.