Publicidad

La Gimnástica Segoviana atraviesa un proceso inédito en sus más de noventa años de vida, puesto que la marcha deportiva del equipo ha tomado un camino distinto al devenir institucional. Tanto es así que, a poco más de una semana de uno de los encuentros más importantes en la historia del club, el partido de Copa del Rey frente al Elche de Segunda División, la masa social apenas comenta las peculiaridades de este partido, y sí de la convocatoria de la asamblea extraordinaria en la que se producirá la elección más importante de la historia de la entidad, la que aprobará (o no) la conversión de la Segoviana en Sociedad Anónima Deportiva, para facilitar la entrada del grupo inversor encabezado por Pedro Moreno.

Desde su entrada a la presidencia del club azulgrana, allá por 2015, Agustín Cuenca siempre ha mantenido el mismo discurso, el de conseguir que la Gimnástica Segoviana entre en el fútbol profesional, y para poder llevarlo a cabo, “hay que hacer que el club esté en la mejor condición económica posible, hacerlo apetecible, para que alguien se haga cargo de él”, como señaló a varios medios de comunicación en los meses posteriores a su acceso a la presidencia en la entidad.

OBJETIVO CUMPLIDO

El objetivo de hacer el club apetecible se cumplió en cuanto la Junta Directiva anunció que la Segoviana había terminado con la deuda que rondaba los 300.000 euros hace cuatro años, aunque tiempo atrás habían comenzado a llegar las propuestas de grupos inversores. El trabajo del equipo directivo azulgrana siempre contó con el apoyo de la masa social, que asistió a cada una de las actividades organizadas por el club para recaudar fondos, y aprobó de manera unánime la gestión en las asambleas, que con el paso de los años se fueron haciendo cada vez más numerosas, reflejando el mayor interés de los socios en la vida de la entidad.

Sin embargo, cuando ha llegado el momento de abrir las puertas del club a un grupo inversor, no todos los socios han mostrado su conformidad, ni mucho menos. Tanto es así que la votación del próximo 22 de diciembre se presenta con un pronóstico incierto. Sobre la fecha elegida para la votación, Agustín señaló que “no tiene mucho sentido que el grupo inversor exponga el proyecto, y éste se vote dos meses después, cuando la gente no se acuerde ni de lo que dijeron”. Así que la Junta Directiva de la Segoviana quiere acabar cuanto antes con el debate, y que los socios tomen la palabra.

VUELTA A LOS ENTRENAMIENTOS

Después de unos días de descanso que sin duda habrán venido muy bien a una plantilla necesitada de vacaciones, la Gimnástica Segoviana retorna al trabajo de los entrenamientos de cara a unas exigentes semanas que van a poner al cuerpo técnico en un buen compromiso a la hora de confeccionar los equipos que se enfrenten al CD Becerril el próximo sábado, al Elche en la noche del martes 17 de diciembre, y el Atlético Astorga en la tarde del 22.

Manu González ya avisó que iba a usar todos los recursos de la plantilla con el fin de afrontar con las máximas garantías los tres encuentros, de características muy diferentes. Los dos de liga pueden confirmar a la Segoviana en la tercera (o segunda) plaza de la tabla. El de Copa puede seguir saneando las cuentas del club.