La Segoviana remontó en los minutos finales al Unami en un Trofeo IMD con más emoción que juego y más igualdad en el campo de lo que demuestran las actuales categorías de ambos conjuntos.

Quizá por la carga de entrenamientos, quizá porque en tres días hay otro partido, quizá porque el Unami siempre es un rival complicado de ganar, o quizá por todo ello junto, la realidad fue que la Segoviana no cuajó ni mucho menos la mejor primera parte de su historia, bien maniatada por un equipo azul que tácticamente estuvo mejor que en el pasado encuentro frente al Torrejón, y que supo encontrar su momento en la primera parte, aprovechando la debilidad que continúa mostrando el conjunto azulgrana en la defensa de los balones parados.

Ni azulgranas (de rojo como viene siendo habitual en la pretemporada) ni azules jugaron un primer tiempo espectacular, ya que las acciones ofensivas de mérito fueron más bien escasas. La Segoviana no encontró los espacios en la defensa del Unami, que al contragolpe intentó llevar peligro, pero sin que Carmona tuviera que emplearse a fondo.

UN GOL DE LA NADA

El partido en su primer tiempo apuntaba a un 0-0 de manual, pero todo cambio en la recta final de la primera parte, cuando un saque de esquina botado por el Unami no fue bien despejado por la defensa de la Segoviana, quedándose el balón muerto entre un bosque de piernas, siendo ¿Domingo? el encargado de marcar el 0-1.

La Segoviana acusó el golpe, y aunque quiso encerrar al Unami no consiguió llevar un peligro real a la meta de Kengo. El equipo de Gonzalo del Valle se defendió con mucho criterio hasta el descanso, e hizo lo mismo en la segunda parte, cuando los cambios amenazaban con poner más ritmo a los de Ramsés en la ofensiva.

Pero en la recta final del partido la Segoviana terminó mejor que el Unami, y acabó encontrando el premio del gol en una acción por la izquierda que culminó Acuña en el segundo palo.

Y, cuando el duelo ya expiraba, un perfecto remate de cabeza de Gómez tras un saque de esquina le dio la vuelta al partido en favor del conjunto de Segunda RFEF, que se tuvo que dar un buen ‘calentón’ para ganar el Trofeo IMD a un Tercera que comienza a tener buena pinta.