Publicidad

Poco a poco la situación de crisis sanitaria va remitiendo, aunque todavía quedarán algunas semanas para que la ‘nueva normalidad’ se instale definitivamente. En el caso de la Gimnástica Segoviana, la falta de esa normalidad está dejando al club en un limbo que llena de intranquilidad a todos los estamentos del club, desde la Junta Gestora, atada de pies y manos a la hora tanto de convocar unas elecciones a la presidencia del club como de confeccionar una plantilla para la próxima temporada, hasta el primer equipo que tiene que jugar un play off express de ascenso y todavía siquiera ha podido comenzar a entrenarse.

La Junta Gestora azulgrana no ha variado ni un ápice su idea de convocar elecciones a la presidencia, pero su intención choca de pleno con el Boletín Oficial del Estado y las decisiones de las autoridades sanitarias. Y es que los estatutos del club señalan que la elección a la presidencia del club se tendrá que celebrar en Asamblea General “mediante sufragio personal, libre, directo y secreto de todos los socios con derecho a voto”.

La teoría, y la práctica

La realidad es que, a día de hoy, esa asamblea no puede realizarse no solo en Segovia, sino en ningún lugar de España, y mientras no pueda convocarse esa asamblea no puede siquiera confeccionarse un boceto de calendario electoral, ya que en el mismo (según el artículo 41 de los estatutos) deben figurar, al menos “las fechas y plazos de la convocatoria de las elecciones, publicación del censo y plazo de reclamaciones, presentación de candidaturas, reclamaciones, celebración de las elecciones (lugar, día y hora de las votaciones), impugnación de los resultados, resolución y proclamación del ganador.

 

La Gestora podría convocar
el proceso electoral, pero con un calendario siempre sujeto a las decisiones de las autoridades sanitarias

 

Por lo tanto, poco puede hacer la Gimnástica Segoviana en materia electoral hasta que no cambie la situación, aunque se baraja la posibilidad de que pueda llevar a efecto la convocatoria de elecciones, publicando un calendario electoral a expensas de que la situación pudiera mejorar lo suficiente como para que pudiera cumplirse.

Una difícil planificación

La Junta Gestora ya se ha planteado la planificación de lo que será la campaña 2020/21, que no estará exenta de problemas tanto económicos como deportivos, motivado en buena medida por el desconocimiento de la categoría que ocupará el conjunto gimnástico la próxima temporada.

Y es precisamente este desconocimiento el que está poniendo un freno al club a la hora de elaborar un proyecto deportivo. Es evidente que hay una base de jugadores con los que se quiere contar sin importar demasiado la categoría en la que milite el equipo, pero no será sencillo en una situación de crisis económica el conseguir los recursos para incorporar a los futbolistas que den el salto de calidad a la plantilla.

Así, mientras otros clubes como el CD La Granja ya se están moviendo para conformar sus conjuntos, la Segoviana apenas tiene margen de maniobra para hacerlo. Es la ‘maldición’ que sufren los equipos que juegan play off de ascenso, agravada esta campaña por la situación sanitaria y el cierre de la competición con varios meses de antelación.