dep3 1nerea WEB 1
Adeva pelea el balón ante un rival del Bergantiños en el último partido liguero disputado en La Albuera./ NEREA LLORENTE

Con los justos por culpa de las lesiones y las sanciones. Con el equipo físicamente al límite después de haber jugado 120 minutos ante un Primera División el pasado miércoles, los últimos treinta de ellos con un jugador menos, y con la necesidad de sumar para evitar que las posiciones de permanencia comiencen a quedarse demasiado lejos.

Así afronta la Gimnástica Segoviana el partido de liga frente al Marino que acogerá el campo de La Albuera a partir de las cinco de la tarde, sin duda en unas condiciones que no son las idóneas para afrontar un duelo de esta importancia, pero que son a las que el equipo azulgrana tiene que adaptarse. Una plantilla corta y el error administrativo que impide al equipo subir a jugar a los juveniles hasta al inicio de la segunda vuelta han puesto un punto más de complicación a este tramo de la liga.

NO ESTÁ TODO EN CONTRA

Pero, al igual que existen desventajas, la Segoviana también disputará el encuentro con algunos condicionantes a su favor. El primero de ellos es el de las buenas sensaciones que ofreció el equipo frente al Mallorca, que continuaron con las que se mostraron en la segunda parte del choque frente al Arenteiro, y que de confirmarse hoy ya señalarán de manera fehaciente el cambio de tendencia después de seis semanas muy difíciles.

Además, no todos los jugadores de la Segoviana afrontarán el partido físicamente al límite. Dani Arribas no jugó el miércoles por estar cumpliendo la sanción de la pasada campaña tras ser expulsado en el encuentro ante el Girona, por lo que será de la partida frente al Marino, y Nogueira también estará disponible para el encuentro después de que la roja que vio ante el Mallorca se haya quedado en una sanción de dos partidos a cumplir en Copa.

Además, la recuperación de Álex Conde, que disputó unos buenos minutos el miércoles, abre de nuevo las posibilidades ofensivas para un equipo que necesita del mediapunta tanto como las instalaciones deportivas de la ciudad de una reforma integral. Aunque es evidente que el talaverano no está para noventa minutos, su presencia en el campo abre mucho las posibilidades ofensivas de una Segoviana que presentará una línea distinta a la de partidos anteriores por las bajas de Adeva y Nanclares.

CAMBIOS SEGUROS

Tanto es así que Manu González baraja tres alternativas, Rafa Llorente Dani Arribas y Szymanowski, para la punta del ataque, e incluso no se descarta que los tres puedan formar de inicio e intercambiarse las posiciones a lo largo del encuentro.

En defensa, teniendo en cuenta que Javi Marcos está sancionado y Rubén todavía no parece físicamente en condiciones para afrontar el encuentro, lo normal sería que Mansour y Rui formaran en el eje de la defensa, con Adrián en la derecha, y Rahim en la izquierda.

Para el centro del campo Nogueira, Manu y Cidoncha apuntan a la titularidad, pero en absoluto se podría descartar la presencia de Juan de la Mata que siempre pone mucho criterio en la zona ancha, o incluso de Borao en la banda derecha, puesto que el Marino juega con defensa de cinco y hay que abrir el campo todo lo que se pueda.

Y, para finalizar, los intangibles: Todos y cada uno de los aficionados que se volcaron con el equipo el miércoles ante el Mallorca y que hoy tienen la oportunidad de demostrar que su capacidad para apoyar a la Segoviana va más allá de un encuentro puntual. Cuantos más seguidores gimnásticos se sumen en la grada de La Albuera, más aliento recibirá un equipo que todos los días necesita de la ayuda de su gente, pero hoy (por todos los condicionantes que presenta el partido) un poco más.