Asamblea Segoviana
La directiva de la Segoviana, con Agustín Cuenca en el centro, durante la asamblea general ordinaria, en el salón del Andrés Laguna. / KAMARERO

Un centenar de socios de la Gimnástica Segoviana aprobó ayer las reglas de juego para la conversión en Sociedad Anónima Deportiva. El proyecto del presidente, Agustín Cuenca, que ganó las elecciones en 2021 con ese lema, es que sean los socios los que se conviertan en accionistas como primer paso para que “esto tire para arriba”, un objetivo que, a su juicio, tiene una premisa: “Tiene que haber alguien que ponga dinero”. Serán 730 socios del año pasado –dejando a un lado abonos empresas y de menores de edad– los que tengan derecho a ser propietarios gimnásticos si las urnas refrendan la propuesta.

El capital mínimo para la conversión en SAD es de 60.000 euros; la directiva planteará al Consejo Superior de Deportes un capital de 100.000 euros. Cuenca avisó de la posibilidad de que esa cifra sea rechazada por el Gobierno por entenderla baja para una entidad con un presupuesto de 800.000 euros. “No nos planteamos modificar esa cantidad, estaríamos faltando a la filosofía. Queremos que sean los socios quienes compren las acciones para que no perdamos el control del club. Nos gustaría que todos los socios compraran su parte alícuota”, señaló Cuenca.

Según esas cuentas, cada socio pagaría entre unos 150 euros por su parte del club. La idea que trasladó Cuenca es dividir ese montante “entre dos o tres” para facilitar que el abonado que no quiera pagar 150 euros pueda pagar un tercio y tenga derecho a una parte del club, aunque sea más pequeña. Solo podrán participar los socios de la pasada temporada “para que no haya nadie que se haga socio para ser dueña del club sin haber participado”. La votación para decidir si el proceso se lleva a cabo será en urna, como cualquier proceso electoral del club, y se hará en septiembre. La idea del club es hacerlo el primer domingo de este mes, pero dependerá del calendario de la Segunda RFEF y de si el club juega en casa.

El presidente aclaró que se trata de un paseo previo que permitirá más liquidez al club en la siguiente temporada y para facilitar la llegada de capital. Más un gesto romántico que una inversión. “Si alguien está pensando en comprar acciones para ganar dinero con ellas, que no lo haga”. Las acciones que no se adquieran en la primera tanda se ofrecerían a los otros socios que sí las adquirieron; si aún quedasen, la directiva decidiría si se abre su adquisición a un público más amplio.

La asamblea también aprobó los abonos, que mantienen los precios del año pasado (150 euros el adulto, 170 en tribuna, igual que el abono empresa) y rebajan el abono joven a los 40 euros para facilitarla creación de una grada adolescente. El abono jubilado será 110 euros (130 en tribuna) y el club crea la figura del ‘embajador’, es decir, un socio que traiga a otro. En este caso, ambos recibirían 40 euros de descuento en sus cuotas. Se mantendrá la numeración de los asientos en La Albuera.

Cuenca fue realista respecto a la plantilla. “Nuestra economía va a ser peor que el año pasado. No tenemos Copa del Rey, son 70.000 euros menos de partida”. Ese cálculo repercutirá en los sueldos de los jugadores, que han recibido ofertas a la baja. “Tardaremos en obtener respuesta. Estoy convencido de que vamos a tener una plantilla que va a quedar mejor clasificada que la de este año”, aseguró.