Con la competición en la Tercera División superando su jornada de descanso, el fútbol autonómico no se detiene, y los conjuntos segovianos de la Regional de Aficionados se preparan para disputar un intenso fin de semana de encuentros.

Unami y Sporting Uxama disputarán en el campo de La Albuera un duelo por todo lo alto. Primero contra segundo medirán sus fuerzas con el líder de la competición presentando bajas importantes como las de Lucho, con un esguince de rodilla, y Koby, al que un golpe en la cabeza durante el partido ante el Atlético Candeleda le produjo una contusión ocular que le exige reposo.

Además, el Turégano viaja hasta Soria, donde le espera el Calasanz que tratará de poner en complicaciones a los de Luis Bertó, que han empatado ocho partidos de los trece que han disputado. Y sumar siempre está bien, pero hacerlo de tres en tres está mucho mejor.

También aspirará a sumar la victoria el Monteresma, que tiene un desplazamiento corto hasta Arévalo, donde se enfrentará a un Bosco que pasa por problemas ofensivos, en un encuentro que debe reafirmar a los de José Luis Segovia en la zona media/alta de la clasificación.

La juvenil decide sus grupos

En lo referente a la Nacional juvenil, tanto Gimnástica Segoviana como CD Isoba se han clasificado para la fase por el ascenso, incluidos en un grupo con el Club Internacional de La Amistad, Burgos Promesas y Colegios Diocesanos, clasificados del grupo A, y Valladolid B, Puente Castro, Ponferradina, Fútbol Peña y Parquesol.

Estos diez conjuntos disputarán una liguilla a una sola vuelta en la que se arrastrarán los puntos de la primera fase, y solo se medirán a los equipos del otro grupo, tal y como se establece en la circular número 13 de la Federación Territorial. Una competición muy corta que exigirá estar muy concentrado desde el inicio.