Publicidad

Realizando un gran ejercicio de personalidad, el Viveros Herol Nava consiguió su primera victoria (21-23) fuera de casa, sumando dos puntos muy importantes que le alejan un poco más del descenso en la cancha del Balonmano Benidorm. Hizo mejor las cosas el equipo navero en los minutos decisivos de un encuentro que cumplió con las expectativas de igualdad.

De nuevo se antojaba importante para el partido un buen inicio, y el conjunto segoviano demostró haber mejorado con respecto a las jornadas iniciales de la competición. Así, a un primer gol del Benidorm le respondió el Balonmano Nava con dos tantos que le dieron la iniciativa en el marcador de un partido que se esperaba sin goles, y que fue cumpliendo con las expectativas, con los porteros bien ayudados por las defensas, y cumpliendo con su cometido bajo el marco. Tanto fue así que mediado el primer tiempo los locales habían marcado tres goles, y los visitantes cinco.

PRIMER AVISO

Llegaba el momento de las rotaciones, y las del Viveros Herol fueron cumpliendo a plena satisfacción, mientras que las del Benidorm no pudieron mantener el nivel en un primer momento. El conjunto de Dani Gordo amagó con una primera rotura del partido con el 6-9, aunque hubo reacción por parte del equipo levantino, con un tanto y una parada de Leo Vial a lanzamiento de siete metros de Rodrigo que propició el inicio de la remontada local.
Aguantó el Viveros Herol Nava el empujón local para poder llegar al descanso con la ventaja en el electrónico, y con la buena noticia de la segunda exclusión para José Oliver Hernández, un hecho que sin duda iba a condicionar el 6:0 defensivo del Balonmano Benidorm. El acierto de Nicolo desde el extremo contribuyó a que el equipo pudiera llegar al intermedio con la ventaja de dos goles en el electrónico (10-12). La defensa segoviana solo cedía ante los latigazos de Jorge Luis Pabán, que con seis tantos era el único que sujetaba a su equipo junto al portero Leo Vial.

Era muy difícil que al Viveros Herol Nava se les escapara el partido si el Benidorm no aportaba algo más en la pista, y pronto los locales apostaron por variar su ataque, haciendo entrar en juego a James Parker, que con dos tantos consecutivos volvió a empatar el partido. Pero los locales iban a tirones, mientras que los segovianos se mantenían firmes en defensa, forzando mucho los ataques del Benidorm. Aún así, los dos equipos aguantaban firmes sobre la cancha, a la espera de los minutos decisivos del choque. El equipo visitante continuaba marcando un nivel muy alto en defensa, mientras que los levantinos iban poco a poco desesperándose

EL MOMENTO DECISIVO

Había que mostrar personalidad, y la mostró el equipo segoviano cuando un parcial de 2-0 puso a los locales por delante después de muchos minutos, para recuperar el mando en el marcador muy poco después. La tercera exclusión de José Oliver Hernández dio al Viveros Herol la opción de poner los dos tantos de renta de nuevo, y tras una primera acción positiva de Leo Vial, llegó el 18-20 que firmó Rodrigo Pérez.

Perdió los nervios el conjunto de casa en unos minutos finales que tuvo que pasar en inferioridad, ya que a una exclusión de Carlos Grau a cinco para la conclusión le llegó otra tras la descalificación a Fernando Latorre, técnico del Benidorm. Nava no se complicó la vida y fue a lo suyo, elevando la renta a los tres goles para poder vivir un final de partido sin ver peligrar su victoria, basada en una fuerte defensa y la serenidad suficiente como para buscar las mejores soluciones ofensivas cuando el Benidorm se puso por delante a diez minutos para la conclusión. El ejercicio de personalidad que realizó el equipo le reportó dos importantes puntos.