La Federación Territorial de Baloncesto emitió un comunicado para todos los clubes de Castilla y León dependientes de la institución, en la que se señalaron las decisiones tomadas tras las actualizaciones de la normativa de la Junta de Castilla y León con respecto a las actividades deportivas federadas.

De esta manera, la Federación que preside Óscar Castañeda decidió, en consenso con la mayoría de los clubes, que la Primera División Nacional Masculina dé comienzo el 21 de noviembre. Al igual que sucedió en la Primera Nacional Femenina se modificará el calendario para disputar los partidos con el mismo rival de forma consecutiva (ida y vuelta) y adoptando medidas complementarias (realización de test siempre que resulte posible) para salvaguardar, la seguridad de los jugadores, siempre dentro de las posibilidades que permiten las estructuras de los clubes.

El CD Claret será el único equipo segoviano en la categoría, puesto que el CD Base ha retirado a su equipo de la competición, al entender que “no se dan las circunstancias para salir a competir”, tal y como señaló su presidente, Rodrigo Hernando, a esta redacción.

La categoría contará con certificados emitidos por la Federación de Baloncesto de Castilla y León para que puedan ser utilizados como ‘salvoconducto’ al entrar y salir de territorios confinados y regresar a casa más tarde de las 22:00 horas en los días de partido oficial.

Además, la Territorial ha decidido posponer hasta el mes de enero el inicio de las competiciones de ámbito autonómico para las categorías junior, cadete e infantil valederas para los campeonatos de España, con el fin de hacerlas coincidir con las fechas establecidas para el inicio de los Campeonatos Regionales de Edad.

Antes del 1 de enero (fecha en la que se autoriza el inicio de los entrenamientos) en la página web de la Federación estarán publicados los calendarios “para que ningún Ayuntamiento pueda poner este pretexto para no permitir entrenar a los equipos”, señala la institución en su comunicado.