El Viveros Herol Balonmano Nava tiene por delante seis finales para intentar mantener la categoría en la Liga Asobal, y la primera de ellas tendrá como rival al Bathco Torrelavega, en un partido que Zupo Equisoain considera que “debemos sumar los dos puntos por obligación”.

El equipo segoviano se ha metido en un buen problema clasificatorio, antepenúltimo en la clasificación tras haber conseguido solo un triunfo en las nueve jornadas transcurridas de la segunda vuelta, aunque el técnico prefiere mirar hacia delante “y solo estamos pendientes de los seis que nos quedan, que son los que van a significar nuestra salvación”.

El Torrelavega, con 22 puntos en la tabla por 18 del Nava, tiene una forma muy definida de jugar, “que es la de correr, ya que mete muchísimos goles de contraataque y de saque rápido de centro”, señaló Zupo, que pone el énfasis en atacar minimizando las pérdidas de la posesión “y liderar el marcador desde el inicio para quitar algo de tensión a los jugadores”.

DISPUTADO Y CON ALTERNATIVAS

Pero la realidad que imagina el técnico es la de un partido “disputado y con variabilidad en el marcador. Habrá intensidad e incertidumbre y ante ello debemos saber templar los nervios”.

El equipo está preparado para afrontar estos encuentros de máxima exigencia “porque no nos queda otra. El mejor revulsivo es encontrarse antepenúltimo y este equipo siempre que ha pasado por malos momentos ha terminado reaccionando”, por lo que Zupo confía en que en esta ocasión no sea distinto “y podamos acabar el domingo con 20 puntos en la clasificación, con lo que estoy seguro de que ya veríamos las cosas de otra manera”.

Pese a la situación clasificatoria, el equipo depende de sí mismo para conseguir la permanencia, “y no hay que olvidar que mientras que a otros equipos les quedan cinco partidos, a nosotros nos quedan seis”, y que en la primera vuelta fue tras el partido frente a Granollers cuando el Balonmano Nava consiguió unos buenos marcadores que le pusieron en la zona más que tranquila de la clasificación. Volver a esos puestos entra dentro del terreno de las quimeras, pero sí se puede salir de las plazas más bajas de tabla si de esta semana, una de las más importantes en la historia del club, el Viveros Herol consigue romper la dinámica de malos resultados. En casa y frente al Torrelavega llega la primera oportunidad.

SEBETIC CAUSA BAJA

El paso de Luka Sebetic por Nava de la Asunción ha sido tristemente efímero, y no por la mala disposición ni del jugador ni del Viveros Herol Nava, sino por unas molestias en la espalda que el jugador se provocó durante el partido ante el Bidasoa Irún, el único que el croata disputó con el conjunto segoviano, y que finalmente ha terminado con las ilusiones del jugador de poder ayudar al equipo.

Fue Zupo Equisoain quien dio oficialidad a la marcha del jugador tras afirmar en la previa del encuentro que “Sebetic se vuelve a Croacia”. Y lo hace para no cargar de gastos al club, sabiendo que podría quedarse en Nava de la Asunción intentando recuperarse para echar una mano al equipo en las últimas dos o tres jornadas de competición, pero sin estar al cien por cien, y por ello ha optado por acabar la temporada, que no cabe duda que ha sido muy complicada tanto para él como para su familia, y retornar a su país para recuperarse de la mejor manera de las molestias que sufre en la espalda.

Con esta marcha, el Viveros Herol Nava se queda con Dmytro Horiha como única incorporación. El lateral ucraniano está cada día más integrado en el equipo, tomando desde el primer momento la responsabilidad ofensiva y jugando un buen número de minutos en cada uno de los partidos.