dep2 1 WEB
Un lance del duelo disputado en el pabellón Santa Isabel entre el Santiago Futsal y el Segosala. / CD SEGOSALA

Visitar la cancha del líder y principal favorito al título de Liga con cinco bajas importantes en la plantilla y tras un viaje de más de seis horas en autobús no era, sobre el papel, la mejor de las situaciones posibles para un Segosala que quería estrenar en el pabellón Santa Isabel de Santiago de Compostela su casillero de puntos como visitante. Lo intentaron hasta el final, pero las limitaciones físicas impidieron al equipo segoviano poner en más apuros a un Santiago Futsal que sumó su cuarta victoria en cuatro partidos.

Sin Monir, Guille, César, Samu ni Marcos, y con Julio lejos de su mejor estado físico, el Segosala se presentó en tierras gallegas con la intención de competir hasta el final. Y durante los primeros minutos lo consiguió, siendo capaz de discutir el dominio del encuentro a un Santiago Futsal que desde el primer minuto explotó la profundidad de su plantilla para plantear un duelo intenso y de ritmo rápido.

Eran los segovianos los que disfrutaban de una mayor posesión del esférico, con el conjunto gallego siendo más vertical sobre la portería defendida por Ángel. El meta segoviano fue superado en la primera acción de los locales, pero Pedro Bayón sacó sobre la línea de gol el primer tanto de los blanquiazules. En el otro área fue Pablo Portal el que disfrutó de la primera ocasión visitante, sin acierto.

A medida que transcurrían los minutos la profundidad de banquillo de los locales fue decantando el partido para los gallegos. Ángel Zamora trataba de compensar sus cuartetos sobre la cancha, pero el Santiago Futsal ya había sido capaz de llevar el duelo a su terreno. Con un juego muy vertical y muy intensos en los duelos divididos, los locales hicieron que el Segosala cada vez tuviera más problemas para llegar con el balón controlado a la cancha rival. Hacia el ecuador del primer acto, Pablo rozó el primer tanto de la mañana, pero primero Ángel y luego el palo evitaron el gol.

Pese al dominio de los gallegos, el equipo de Ángel Zamora pareció llegar al final del primer tiempo algo más cómodo. Pero a falta de dos minutos para el descanso, Quintás aprovechó un despiste defensivo para hacer al segundo palo el 1-0 con el que se llegaría al intermedio.

Sin capacidad de reacción

Los segovianos ya empezaban a acusar el cansancio y, en un partido trepidante, fueron los gallegos los que supieron sacar mayor rédito a los cada vez más espacios que aparecieron. Dani Blanco, en el 24, hizo el segundo de los gallegos tras un nuevo desajuste de un Segosala que cada vez llegaba más tarde a los duelos. El tanto local fue un duro golpe para los visitantes, noqueados durante varios minutos en los que estuvieron a merced de un Santiago Futsal que hizo perseguir sombras durante varios minutos a los segovianos. Sin embargo, no fueron capaces de aprovechar su claro dominio para sentenciar definitivamente el encuentro.

A cinco para el final, tras una imprecisión del Segosala en la salida de balón, Dani Blanco hizo el tercero para el conjunto compostelano. El Segosala, que se mantiene sin sumar a domicilio, se marchó de tierras gallegas con la sensación de haber competido en el peor lugar posible en las peores circunstancias de la temporada. Tras un mes, son séptimos con seis puntos de doce posibles.