fs segosala 1
Imagen de un encuentro de la División de Honor Juvenil disputado por Segosala y San Cristóbal./ ROCÍO PARDOS

El CD San Cristóbal dio un importante paso adelante en su intención de disputar la segunda fase de la competición en la División de Honor Juvenil dentro del grupo de los mejores clasificados que aspiran a jugar la Copa de España de clubes, mientras que el CD Valverde dio un paso hacia atrás con su derrota en casa, y el Segosala se vio sin opciones frente a uno de los conjunto mejor clasificados de la competición.

En la cancha del Atlético Benavente el CD San Cristóbal dominó el marcador prácticamente desde el inicio, controlando el juego y a un oponente que elevó sus prestaciones conforme fue avanzando el partido, llegando en la segunda parte a colocarse con un inquietante 3-4 que obligó a los de Juan Carlos Dueñas a acelerar de nuevo, consiguiendo finalizar el choque con el 4-7 que les mantiene en la cuarta plaza de la clasificación.

El San Cristóbal logró la victoria en Zamora, mientras que el Valverde cayó frente al River, y el Segosala se vio sin opciones ante el FS Salamanca

Quien no pudo mantener el ritmo fue el CD Valverde, que cedió tres puntos importantes frente al River Zamora, conjunto que le persigue en la clasificación y que supo aprovecharse de varios errores de concentración del conjunto valverdano, que peleó por sus opciones de rescatar un punto hasta el final, pero que se quedó a las puertas con el 5-6.

Por su parte, el Segosala jugó ante el FS Salamanca un encuentro desnivelado desde el inicio, porque el conjunto charro controló el choque desde el inicio, y solo en los compases finales los de Luigi consiguieron maquillar el marcador, dejando el 2-5 como marcador final.

Órdago de la Territorial

La competición sigue en las canchas, y la polémica en los despachos, ya que en la última reunión celebrada entre los representantes de los clubes y de las distintas federaciones con miembros del Comité Nacional de Fútbol sala, la Federación de Castilla y León mostró su disconformidad con el hecho de que los equipos de la Comunidad deban disputar los encuentros de la segunda fase en Galicia cuando verbalmente se les había comunicado que esa segunda fase tendría modificaciones con el fin de evitar a los clubes un gasto en desplazamientos que podría llegar en algunos casos a los 5.000 euros. Debido a ese compromiso verbal, varios clubes castellano y leoneses habían accedido a salir a competir.

La Federación de Castilla y León, por boca del presidente de su Comité de Fútbol Sala, Alfredo Rodríguez Santa Cecilia, llegó a amenazar con retirar a todos sus equipos de la competición si no se modificaba esa segunda fase para evitar el quebranto económico para los clubes de la comunidad.