El extremo de la Segoviana Dani Abad controla un balón. / KAMARERO
Publicidad

La Segoviana y Dani Abad (Segovia, 1998) separan sus caminos. El joven atacante se despidió del conjunto azulgrana tras dos temporadas en el primer equipo y un periodo de formación en la disciplina gimnástica que comenzó cuando tenía 14 años. “Quiero agradecer de corazón a la directiva del club y al cuerpo técnico la oportunidad de poder formar parte del primer equipo durante estos dos años: un sueño cumplido que tenía desde que llegué con 14 años”, recalcó el jugador en un comunicado emitido en redes.

Tras una primera campaña en Regional con el Unami donde marcó 21 goles y otra de adaptación a la Tercera División ya con la Segoviana, este curso comenzó con un alto rendimiento que le llevó a copar la titularidad en varios encuentros del primer tramo. Ahora encara una nueva etapa en su carrera deportiva donde decidirá su futuro a través de su agencia de representación ‘Hat-trick’, con amplios contactos en el fútbol madrileño, y en la que no le faltan contactos con equipos más cercanos como el CD La Granja.