Foto de familia de los participantes en la actividad que promovió la Escuela Stopgol. / PINELA
Publicidad

Más de una veintena de porteros procedentes de clubes de fútbol y fútbol sala de la capital y provincia, e incluso alguno llegado desde Madrid, se acercaron al Pedro Delgado para participar en la tradicional sesión de entrenamiento específico de guardametas que organiza la escuela de porteros Stopgol en el período vacacional para dar continuidad a su trabajo de la temporada, con su metodología de enseñanza de fundamentos técnicos del portero a través del juego. Así los participantes probaron luces reactivas, balones y porterías de distinto tamaño y un amplio catálogo de material poco convencional con la que disfrutaron a la vez que mejoraron sus habilidades.