Cuando el Viveros Herol Nava emprenda su viaje de vuelta desde Santander en la noche del 16 de diciembre, sabrá cómo cotiza su salvación en Asobal. El club segoviano se mide a cinco rivales directos por la salvación en un espacio de 18 días, los que van desde el duelo de mañana en Cangas hasta el viaje a Cantabria para medirse al Sinfín. Un tramo crucial de la temporada para un equipo que ocupa el quinto puesto por la cola –jugarían una eliminatoria por la permanencia- y que no gana desde el 26 de septiembre.

El Nava ha perdido los cinco partidos desde que su plantilla recibiera el alta médica de las autoridades sanitarias tras el contagio masivo por coronavirus. Sus verdugos, que pululan por la zona media de la tabla, le han dejado claro al Nava que, al menos por el momento, está lejos de ese nivel. Solamente compitió uno de esos partidos hasta el final: la derrota en casa ante el Benidorm (25-27). Los otros tropiezos, ante Puente Genil, Cuenca, Ademar y Huesca.

Así las cosas, el Nava afronta un tramo crucial. Es complicado leer la tabla de Asobal esta campaña debido a la disparidad de cuántos partidos ha disputado cada equipo, pero se vislumbra una primera brecha entre Benidorm, decimosegundo con 8 puntos, y Puerto Sagunto, decimotercero con 5. Los segovianos quedarían en un vagón con seis equipos para cuatro puestos de descenso directo y uno de promoción y se medirán a todos esos equipos antes del parón de enero por la selección española.

Este sábado espera Cangas, decimosexto con tres puntos y 10 partidos jugados, los mismos que el Nava, decimocuarto con un punto más. También en Galicia, Cisne les recibirá el miércoles 2 de diciembre. La situación de este recién ascendido es la más urgente: colista con 12 partidos jugados. De vuelta a casa, reciben el día 6 a Puerto Sagunto, el viajero del furgón de cola con más argumentos de abandonar esa lucha: ha jugado solo ocho partidos y tiene la mejor diferencia de goles de la zona baja. En cambio, el Guadalajara, que suma nueve puntos y ya ha jugado 12 partidos, tiene motivos para mirar por el retrovisor.

Sin descanso, el calendario continúa con la visita del Villa de Aranda a la pista Guerrer@s naveros el miércoles 9 de diciembre; los burgaleses son decimoquintos con un punto menos que el Nava. La yincana sigue el sábado 12 con un viaje a Navarra para medirse a Anaitasuna, un rival de zona media que representa una cita propicia para las rotaciones, pues acto seguido viene otra cita clave. Los segovianos visitarán al Sinfín, su verdugo en las dos fases de ascenso fallidas a Asobal, el día 16 y cerrarán su primera vuelta el día 22 en Granollers, un partido aplazado por los contagios en el club catalán, noveno.