Publicidad

El récord tendrá que esperar. Esa es la sensación que le quedó a Julio Martín en la Carrera del Pavo. El ganador de las últimas ocho ediciones de esta prueba de bicicletas sin cadena no pudo alcanzar la cifra de José Luis Mayo en la década de los 80, que ostenta hasta nueve victorias. Una caída de Martín en la final a cinco, propiciada por el estado del suelo mojado y por el número de componentes -al ser cerrado a la altura de la plaza del Azoguejo-, acabó con sus opciones de disputar el triunfo. “Bajamos muy juntos y me cerraron. Luego al estar el suelo mojado terminé cayéndome”, explicó; y apuntó: “Al año que viene lo intentaremos”.

El protagonismo fue para la familia Sanz, al copar las dos primeras posiciones hijo y padre respectivamente. El primero fue Hugo, que tiró de técnica para hacerse con el pavo que le acredita como vencedor de la 84ª edición. “Estoy muy contento por conseguir la primera victoria”, subrayó; y reconoció: “Es una pena que Julio se cayera. Lo peor fue que el suelo estaba mojado”. Segundo fue su progenitor, Rafael, que obtuvo un pato y la tercera posición fue para Iván Gómez con una pularda. En la categoría femenina la ganadora fue Lucía Martín, hija de Julio, que pese a su juventud volvió a hacerse con el título. Un legado de padres a hijos. “Estoy muy satisfecho del rendimiento de ella”, señaló.

La tradicional cita del día de Navidad reunió a un total de 74 participantes, entre los que tomaron parte aficionados de distintas edades. Como es habitual, Pedro Delgado aprovechó la jornada para subirse a una bicicleta sin cadenas, acompañado de su hijo, y felicitar las fiestas a los segovianos. Desde las 11.30 horas los deportistas tomaron impulso desde la calle Teodosio ‘El Grande’ para continuar por la plaza del Azoguejo y seguir por la calle Cervantes hasta que la inercia dio de sí. Hasta cinco integrantes llegaron al final, ubicado en la plaza Adolfo Suárez, para después jugarse todo a la ya mencionada final, entre los que también se encontró Francisco Piquero.

Entrega de premios.

Al término de la prueba, se procedió a la entrega de premios con la presencia de la alcaldesa Clara Luquero y los concejales Marian Rueda y Miguel Merino. Además, todos los inscritos recibieron una botella de champán y una tableta de turrón a cargo de la organización, el club ciclista 53×13, y diferentes colaboradores.