A las once y media de la mañana del día de Navidad está previsto el inicio de la 82 edición de la Carrera del Pavo para bicicletas sin cadena, que volverá a llenar la zona centro de Segovia de espectadores que dejarán un estrecho pasillo para que los hábiles (algunos más, algunos menos) competidores prueben su capacidad para llegar a la plaza Adolfo Suárez subidos en una bicicleta sin la posibilidad de dar pedales.

Desde las ocho y media de la mañana el equipo organizativo del club 53×13 estará preparando todos los aspectos relativos a la prueba, y recibiendo las primeras inscripciones, ya que la competición no es federada, y todo aquel que desee participar sólo tendrá que señalarlo a los miembros de la organización de tan original prueba.

A la espera de comprobar cómo amanece el día de Navidad, entra dentro de lo posible que la carrera se inicie desde una zona más baja de la calle Teodosio El Grande. El firme, resbaladizo por las heladas, puede representar un peligro a la hora de tomar la curva de entrada al Azoguejo, y se pretenden minimizar riesgos. El resto de la competición no presentará variaciones, con el ascenso a la calle Cervantes, el giro hacia la derecha a la altura de la Casa de los Picos por la calle Obispo Gandásegui, y la llegada hasta la plaza Adolfo Suárez, donde se ubicará la meta. Se espera una participación que ronde el centenar de corredores en una mañana que, en principio, no tendrá a la lluvia como protagonista.