Un momento de la Carrera de Fin de Año de 2019. / KAMARERO
Publicidad

La Carrera de Fin de Año de Segovia planteará una propuesta virtual ante la imposibilidad de celebrar el evento de manera presencial. El Ayuntamiento de Segovia está ultimando los detalles de un formato que incluye carreras y marchas individualizadas en el que cada corredor registrará su tiempo. Los organizadores descartan congregar a un volumen tan alto de participantes como los más de 4.000 –entre adultos y menores– que aúna la última prueba deportiva del año en la ciudad. Aunque mejorasen los datos de la pandemia, no habría margen para poner en marcha ese engranaje, una carta que sí se guardan otros pueblos.

Cada localidad tiene su circunstancia. El Ayuntamiento del Real Sitio está a la espera de conocer las restricciones de la Junta de Castilla y León para decidir. “Presencial, prácticamente descartado. Determinaremos si se hace virtual o si se hace por libre y que cada uno marque su tiempo”, subraya su alcalde, Samuel Alonso.

Nava de la Asunción no prevé carreras. “Nosotros en principio tenemos la idea de no hacerla”, apunta su alcalde, Juan José Maroto, que descarta un formato virtual. “Estamos aguantando un poco a ver si la cosa cambia para hacerla, pero lo vemos difícil”. Si la situación epidemiológica escampa, habría margen. “Aguantaríamos hasta la segunda semana de diciembre porque tampoco es mucho lo que hay que preparar”.

Riaza, que valorará el tema los próximos días, plantea llegar hasta donde permitan las restricciones. “Nuestra intención es hacer todas las actividades que podamos”, sostiene su alcalde, Benjamín Cerezo. El municipio, que tiene suspendidas otras actividades deportivas como los entrenamientos de su equipo de fútbol, busca una decisión coherente. “Nos parecería feo hacer alguna actividad de estas si todo lo demás está suspendido”. En cualquier caso, no habrá formatos virtuales. “Nosotros la querríamos hacer presencial porque es una celebración con disfraces, para los niños, la chocolatada… Ya no es correr, sino todo lo que lo rodea”. El año pasado hubo unos 150 inscritos en la carrera que despidió 2019, divididos en circuitos por el municipio.

Ayllón no contempla celebraciones. El grupo organizador ya anunció meses atrás la suspensión del evento. “Según están las cosas no procede. Tampoco podemos decidir qué se hará dentro de un mes; en principio, no se hará nada” subraya su alcaldesa, María Jesús Sanz. La ventaja de un municipio pequeño es que no necesita mucho margen de antelación. “Si después del puente de la Constitución vemos que las cosas están muy bien, a lo mejor intentamos hacer algo”.

El Ayuntamiento de Coca lo organiza con a la asociación’ Los cinco caños’. “Aún no sabemos muy bien cómo hacerlo, pero presencial va a ser muy complicado”, subraya su alcalde, Mariano Herrero, que aspira a un formato virtual.