La victoria inapelable que logró la Segoviana frente al Cacereño en la tarde del domingo ha disparado la euforia en la familia gimnástica, que vio cómo el triunfo conseguido, unido a los resultados de la jornada vigésimo novena, reafirmaron al equipo azulgrana en la tercera posición, le separaron aún más de la sexta plaza, y le pusieron a dos puntos del liderato que ahora comparten UD Sanse y Numancia, con la ventaja de que ambos tienen el average perdido con el conjunto de Ramsés Gil. La UD Sanse lo tendrá así hasta el final de la liga regular puesto que la ventaja de la Segoviana es en el average particular, mientras que el Numancia lo tiene perdido en el general, por lo que habrá ‘pelea' con el equipo soriano hasta el final por la diferencia de goles, que actualmente es de +15 para la Segoviana (39 a favor, 24 en contra) por +14 para el Numancia (47-33).
Los números avalan el momento de forma en el que se encuentra el conjunto gimnástico, pero también le han abierto la puerta a una opción más que cierta, como es la de lograr la clasificación matemática para el play off de ascenso a Primera RFEF ganando los tres partidos que le restan por jugar en La Albuera frente al CD Badajoz el próximo domingo, la Llerenense el 21 de abril y el CD Illescas el 5 de mayo.

UNA VENTAJA SUSTANCIAL

Actualmente la Segoviana cuenta con 49 puntos, por 42 del Talavera que es sexto en la tabla igualado con el Illescas. Siete puntos de diferencia con quince todavía por disputarse le dan al cuadro azulgrana la posibilidad de cerrar la fase de ascenso en casa, donde solamente el Atlético Paso ha sumado más puntos en toda la temporada (31 por 30) habiendo jugado un partido más.

 

Si los resultados siguen acompañando, en tres semanas el equipo azulgrana certificará una nueva presencia en la fase de acenso

Si con los nueve puntos de casa hay una seguridad total de jugar por el ascenso a Primera RFEF, los seis que se pondrán en juego en los dos partidos lejos de La Albuera servirán para definir de manera definitiva la posición de la Segoviana al finalizar la competición regular. Las visitas a los campos del Montijo (prácticamente descendido) y el Atlético Paso (el más complicado de largo) aparecen en el calendario como los compromisos que pueden mantener a la Segoviana en la pelea por el título de liga hasta el final, porque Sanse y Numancia tienen también encuentros complicados que afrontar, aunque no cabe duda que parten con ventaja.
La certeza es que, a cinco jornadas para el final de la liga, la Segoviana se ha ganado el derecho a soñar con todo. La contundente victoria ante el Cacereño, el modo en el que ésta se consiguió, y el calendario razonablemente favorable ha disparado las ilusiones de los aficionados. El próximo domingo, nuevamente en casa ante el Badajoz, se espera una gran entrada en el campo de La Albuera.

EL EQUIPO, EN CALMA

El vestuario de la Gimnástica Segoviana deja la euforia para los aficionados, y solamente se centra en el encuentro del próximo domingo. Cierto es que el equipo cuajó un gran partido ante el Cacereño, pero ni uno solo de los futbolistas gimnásticos lanzó las campanas al vuelo tras el choque, e incluso en la rueda de prensa posterior al partido se volvió a hablar de permanencia cuando Ramsés afirmó que “si ya la semana pasada estaba virtualmente atada, ahora con 49 puntos podemos asegurar que, como mínimo, estaremos en Segunda RFEF el año que viene”.
“El fútbol tiene altibajos, y por lo que está pasando el Cacereño vamos a pasar todos alguna vez con seguridad”, afirmó el técnico, que instó a la afición a disfrutar del buen momento presente.
Ramsés volvió a poner de manifiesto que “el secreto de este equipo es que no hay divisiones entre titulares y suplentes, y sólo Plomer ha repetido en el once inicial en los tres partidos que hemos jugado esta semana” a la hora de valorar el buen tono con el que la Segoviana ha jugado los tres encuentros, pero sin olvidar que hay dos equipos que están con dos puntos de ventaja sobre el conjunto azulgrana “y sin cambiar al equipo por supuesto que cambiaría mi posición con ellos. Sanse y Numancia tienen mucho más presupuesto, y nosotros debemos intentar sacar todos los puntos en juego y olvidarnos de mirar mucho más allá”.