María Álvarez, del Unami CP, intenta arrebatar el balón a una jugadora del Mora en el encuentro jugado en Segovia. / NEREA LLORENTE
Publicidad

Con tres puntos menos de los que debería tener, y la sensación de que el equipo tiene margen de mejora, el Unami afronta en el pabellón Pedro Delgado el partido correspondiente a la cuarta jornada de liga en la Segunda División femenina de fútbol sala en la que se enfrentará al Chiloeches que entrena un viejo conocido de la afición segoviana como es David Madrid.

El conjunto alcarreño es tercero en la clasificación con siete puntos después de haber ganado dos partidos y empatado uno, siendo uno de los equipos más realizadores de la categoría. Comenzó fulgurante con dos goleadas que le impulsaron al liderato de la categoría, pero un empate y una derrota en las jornadas siguientes le han apartado, aunque no demasiado, de la primera posición.

En el Unami, Toño González tendrá a toda la plantilla a su disposición, una ventaja teniendo en cuenta que el encuentro se prevé de ritmo alto y más que es posible que haya que acelerar las rotaciones para aguantar.

Con dos semanas de entrenamiento sin partido, ya que el equipo no jugó el pasado fin de semana, el Unami quiere ir poco a poco a más en su momento de forma. La liga está muy igualada en este grupo 4A de la Segunda Femenina, y ese -3 en la clasificación no refleja en absoluto la calidad de la plantilla segoviana, que quiere empezar a sumar en el encuentro que se disputará, a puerta cerrada, a partir de las 18:00 horas.