Julián Mateo, presidente del Balonmano Nava, era un hombre satisfecho al finalizar el partido que el pasado sábado certificó la tercera victoria consecutiva del conjunto segoviano sobre el Puente Genil, y que puso al equipo de Zupo Equisoain tres puntos y varios puestos por encima del descenso a la División de Plata.

“Tengo la sensación de que Zupo ha sabido integrar al equipo”, afirmó Mateo, que continuó señalando que “en todos los equipos tienen que existir los roles para cada jugador, y ahora este equipo los tiene. Ahora somos reconocibles, tanto en defensa como en ataque, cada uno sabe lo que tiene que hacer, se estudia mucho al rival, y siendo los mismos jugadores que hace varios meses, practican otro balonmano, compiten en todas las parcelas, no se van de los partidos como nos sucedía en la primera vuelta… es otro equipo”.

Actuando según las necesidades

Acerca del reparto de minutos, con jugadores que apenas aparecen en las rotaciones, el presidente del club no tiene nada que alegar “porque según las necesidades del equipo, así actúa el técnico”. Sirva como ejemplo el hecho de que durante muchos minutos de la segunda parte de su partido ante Puente Genil el Viveros Herol jugó sin laterales, teniendo a Rodrigo Pérez, Carlos Villagrán y Filipe Mota como hombres de primera línea. “Zupo está dando importancia a lo que es la gestión del juego y el movimiento del balón. Nuestros lanzadores no son pasadores, y cuando el equipo contrario les sale al choque tenemos poco que hacer”.

“El técnico está actuando según las necesidades del equipo y está dando importancia a la gestión del juego y el movimiento del balón”

No se puede olvidar que el retorno de la afición al pabellón de Nava, que Mateo cataloga como “muy importante”, pero no cabe duda que el equipo dio un cambio a partir del partido frente al Atlético Valladolid “y pasamos a competir en todos los partidos, incluyendo el de Bidasoa que perdimos. Vamos a competir hasta el final, y espero que el año que viene podamos competir en Asobal, porque en la primera vuelta hemos sufrido como perros”.

Aún no está todo terminado “y estamos cinco equipos para evitar las dos últimas posiciones de descenso. Esto no sé hasta cuándo va a durar así, pero nosotros solo podemos fijarnos en el próximo partido ante Cuenca, pensando que no son mejores que nosotros y que podemos competirles el partido. Ahora mismo dependemos de nosotros y debemos seguir así”.

Guadalajara se pega un tiro en el pie

El cambio de técnico a siete partidos para el final no le ha sentado nada bien al Balonmano Guadalajara, único de los conjuntos de abajo que actualmente le tiene ganado el gol/average al Balonmano Nava y que tras la disputa de la jornada camina dos puntos por detrás del conjunto navero tras perder en su feudo ante el casi descendido Villa de Aranda. Además, la derrota de Sinfín y el aplazamiento del partido que debían disputar Puerto Sagunto y Cangas deja al conjunto navero con 19 puntos, tres más que la primera de las plazas de descenso que actualmente ocupa el Cangas, que ha aplazado su segundo partido consecutivo ante el Anaitasuna.