No ha sido ni mucho menos una jornada soñada en la Tercera División de fútbol sala para los conjuntos segovianos. Un empate y dos derrotas que alejan un poco más de sus objetivos a Segosala, Cuéllar y El Espinar. Segosala cosechó un agridulce empate en el Pedro Delgado frente al Ponfesala. El equipo de Javier Antona dejó escapar una renta importante para acabar sumando un punto que lo mantiene en la parte alta de la clasificación, pues son cuartos en la tabla, con 31 puntos, a diez del liderato. No pudo comenzar mejor el encuentro para los intereses segovianos que, en apenas cinco minutos, se colocó con un 3-0 a favor gracias al doblete de Monir y la diana de David Martín.

Con pegada y transiciones rápidas, el Segosala pudo incluso aumentar la renta en el marcador, perola falta de colmillo y Sergio bajo los palos dejaron con vida a un Ponfesala que logró recortar distancias al filo del descanso por medio de Iván Anjos. Aún así, no tardó en reaccionar Segosala que, gracias al gol de Samuel Sacristán, devolvió la renta de tres goles al descanso. El guión de partido no podía ser mejor para el conjunto segoviano que, tras el paso por vestuarios, todo su plan se vino debajo de un plumazo. Fruto de una serie de infortunios sumado al acierto goleador de los visitantes, el Ponfesala, en un visto y no visto, devolvió las tablas al marcador.

Con 4-4 en el luminoso, el Segosala dio un paso al frente y Pedro Bayón volvió a adelantar al conjunto segoviano. Pero entre poco y nada duró la alegría para el equipo de Javier Antona que, en la siguiente jugada, encajó de nuevo el 5-5. Con el partido en un puño y sin dueño, el duelo entró en una recta final de infarto. De nuevo Iván adelantó al Ponfesala en una gran acción individual, aunque otra vez Pedro Bayón en la reanudación puso el 6-6. Ambos equipos se lanzaron a tumba abierta a por un triunfo que se pudo llevar cualquiera, pero no se acabó llevando nadie. Nestor Menendez firmó el 6-7 a falta de tres minutos para la conclusión y, finalmente, la fortuna sonrió esta vez al Segosala que anotó el empate definitivo con el gol en propia puerta de Fernando Blanco. En la próxima jornada, el Segosala se medirá al Villaquilambre.

Por su parte, el Espinar sufrió una dolorosa derrota en su feudo y cayó derrotado por 3-6 frente al Tierno Galván de Valladolid. El equipo de Francisco Javier Martín, al igual que el Segosala, tuvo un inicio soñado. Así, en apenas cinco minutos de encuentro, el conjunto segoviano vencía por 2-0 gracias al doblete de Abel Muñoz. Un triunfo momentáneo que duró más bien poco, pues el cuadro vallisoletano reaccionó al arreón inicial del Espinar y en apenas dos minutos logró devolver la igualada. Diego Martínez y Marcos González, los protagonistas.

Una reacción que hizo mucho daño a El Espinar y, antes del descanso, Víctor Pascual encontró el premio del gol para el Ponfesala. Tras el paso por vestuarios, la tónica del encuentro no varió, con El Espinar encontrando mucha profundidad en sus ataques, pero sin una pegada que el Tierno Galván sí demostró. Así y, de nuevo, Marcos González amplió la ventaja en el marcador para poner el 2-4. El gol hizo mucho daño al conjunto segoviano que, con el reloj en contra, se lanzó a tumba abierta en busca de una diana con la que recortar distancias y volver a meterse en el partido. Pero llegó un nuevo mazazo. Daniel Caramanzana no perdonó el desajuste defensivo del equipo de Francisco Javier Martín y anotó el 2-5 que parecía casi una sentencia.

De esta manera, El Espinar quemó las naves y optó por un portero-jugador que no dio sus frutos, pues Armand Torrego aprovechó a las mil maravillas un robo de pelota para colocar el 2-6. Ya en el último minuto de encuentro, Javier Lozano maquilló el luminoso con el 3-6 definitivo. Una derrota que deja al conjunto segoviano en decimotercer lugar de la clasificación, con 15 puntos en su casillero.En la próxima jornada, El Espinar viajará hasta Ponferrada, dónde se medirá al Ponfesala. Mismo desenlace que El Espinar sufrió el Mariano Rico Cuéllar en su visita a Valladolid. El cuadro segoviano cayó derrotado por 2-6 frente al Valladolid Sport Sala y se mantiene en tercera posición, con 33 puntos, a ocho del liderato.

Al equipo de Antonio González le costó entrar en pista vallisoletana y eso no lo perdonó Ignacio Alonso para poner el 1-0 inicial recogiendo un rechace muerto en el área tras la previa parada de Carlos Useros. El gol local hizo reaccionar al Cuéllar que, con el paso de los minutos, se asentó en el choque y comenzó a llevar la iniciativa. Fruto de ello llegó el empate de Javier Sacristán en una buena acción colectiva y tras previo aviso de Piti. Con las tablas ya en el marcador, el partido entró en una fase de ritmo alto, con los ataques imponiéndose a las defensas y en el que la figura de los dos guardametas fueron los principales protagonistas.

Ningún equipo encontraba el camino del gol hasta que la fortuna cayó de cara para los locales y, antes del descanso, una diana de David Hernando en propia puerta daba el triunfo a vestuarios al Valladolid. Ya en el segundo acto, el encuentro bajó de revoluciones y el Mariano Rico Cuéllar lo aprovechó a las mil maravillas para, por medio de Darío Pesquera, poner el 2-2 en el marcador. El empate cambió la hoja de ruta, los pucelanos dieron un paso atrás buscando el juego directo, mientras que el Cuéllar dominaba la posesión, aunque sin demasiada profundidad en sus ataques. Así se llegó a los últimos siete minutos de partido dónde todo cambió. Por medio de un doble penalti provocado por Javier Sacristan que Rodrigo Cid no perdonó para volver a adelantar a los locales.

Así, y con el encuentro entrando en su recta final, Antonio González optó por la idea del portero-jugador que no terminó siendo ni mucho menos efectiva. Tanto que, David Hernando vio la doble tarjeta amarilla y el Valladolid aprovechó la superioridad numérica para poner el 4-2 con una nueva diana de Ignacio Alonso. El Cuéllar siguió picando piedra en busca de recortar distancias, pero dos errores en el juego de cinco sirvieron en bandeja el triunfo a los locales. Ignacio Alonso firmó su hat-trick particular y Oliver González se sumó a la fiesta para poner el 6-2 definitivo. En la próxima jornada, el Cuéllar recibirá en el pabellón Santa Clara la visita del Cistierna.