El ciclista polaco afincado en Segovia, Jakub Stanislaw Cieslik, brilló en la La Costa Atlántica Tour, competición por etapas de bicicleta de montaña que se celebró en Pontevedra, y que con la participación de más de 120 ciclistas españoles, portugueses y holandeses, constaba de tres etapas: una crono nocturna de 2,2 kilómetros por el casco antiguo de Pontevedra, y dos etapas maratón, la primera de 81 kilómetros y 1.400 metros de desnivel positivo, y la segunda de 66 kilómetros de trazado, con 1.500 metros de desnivel positivo.
Jakub tomó parte dentro de la categoría élite, clasificándose en la decimocuarta plaza en la primera etapa a 37 segundos del ganador, siendo el segundo de su categoría con sólo un puñado de segundos perdidos con respecto al primero, por lo que salvó la jornada de la mejor manera posible a la espera de las dos etapas maratón en la que el ciclista fue remontando posiciones.

 

Tras ser segundo en la etapa cronometrada, supo dominar de manera total la segunda y tercera jornadas

De esta manera, el corredor afincado en Mudrián se convirtió en la referencia en la clasificación de la categoría élite tras clasificarse en la cuarta posición en la segunda etapa a 6:20 del ganador de la misma, Sergio Mariño, pero siendo el primero de su categoría metiendo más de ocho minutos de renta con respecto a Dominik Fernández y a Samuel Fernández. En la tercera etapa tocaba guardar lo ganado, pero Jakub apostó por ser ambicioso, y de nuevo finalizó en la cuarta plaza a 11 minutos de Mariño, pero siendo el primer corredor de la categoría élite en la línea de meta, por lo que terminó imponiéndose en la clasificación general con un tiempo de 6:24:35, con 14 minutos de ventaja sobre Javier López y cerca de 40 sobre Martín Maqueira, que le acompañaron en el podio.
Finalizada la tercera etapa, a las tres de la tarde se procedió a la entrega de premios, tras la cual el corredor tuvo que marcharse a la carrera para poder estar a las diez y media de la noche en Mudrián para acudir a su puesto de trabajo. Una situación que no es novedosa para Jakub Cieslik, que ha conseguido adaptar sus entrenamientos a su vida laboral y vuelve a ser uno de los corredores de referencia dentro de la mountain bike.