Publicidad

La Gimnástica Segoviana aguanta la presión a la que le están sometiendo la Arandina y el Atlético Astorga, que han enlazado varias victorias consecutivas que les están acercando a las posiciones de fase de ascenso, y con su victoria en Miranda de Ebro no solo mantiene los cinco puntos de diferencia con respecto a ribereños y maragatos (siempre con el partido de menos que aún debe jugar frente al Zamora), sino que además ha adelantado al Burgos Promesas en la tabla, después de la derrota del equipo burgalés en el Ruta de la Plata.

El partido en el campo del Ence deja varias lecturas positivas para la Segoviana. La primera de ellas pasa por la portería, donde David ha dado un paso adelante en los últimos encuentros, mostrándose muy solvente bajo el marco. Con Christian ultimando su recuperación, la portería gimnástica va a tener una interesante competencia en la segunda vuelta.

UN PASO ADELANTE

El segundo de esos nombres es el de Diego Gómez. El delantero de la Segoviana volvió a encontrarse con el gol, pero también realizando su impagable labor de desgaste en la presión y de trabajo como el hombre de referencia a la hora de bajar los balones en largo.

Pero, sin duda, el hombre del partido en la más que desapacible tarde del domingo fue Iván Sales. La actuación del extremo alicantino fue extraordinaria, marcando el gol desde los once metros que abría el partido, y sirviendo a Diego Gómez el 0-2, y mostrándose como el jugador desequilibrante que lo fue en sus distintas campañas en la Segunda División B.

No lo está teniendo fácil el jugador para contar con minutos en el sistema de Manu González, que durante la primera vuelta de la competición ha preferido contar con otro tipo de perfil antes que con Iván, al que algunos problemas físicos también han mermado su rendimiento. Sin embargo, las bajas sufridas en este mercado invernal podrían darle la oportunidad de jugar los minutos que necesita, y de ser el jugador incisivo en la banda que la Segoviana suele utilizar para abrir las defensas.

EL TURÉGANO CF NO SE TOCARÁ

Sea como fuere, la realidad es que el conjunto azulgrana cuenta con dieciocho fichas para hacer frente a lo que resta de temporada, un número ciertamente escaso, y la dirección deportiva continúa peinando el mercado en busca de algún refuerzo que pueda ayudar de cara a la segunda vuelta.

De momento, y hasta que esos refuerzos lleguen, el plantel será completado con jugadores del conjunto juvenil que dirige Ricardo de Andrés, y la intención es la de no ‘tirar’ de los futbolistas del Turégano, pese a que el conjunto de Regional de Aficionados es filial del azulgrana. El objetivo del convenio firmado entre ambos clubes era que los futbolistas sub 23 gimnásticos pudieran jugar allí, pero en ese sentido no hubo una respuesta positiva por  parte de los jugadores.