Publicidad
ALEJANDRO MARTÍN / SEGOVIA

No es tiempo de hacer cálculos para retomar las competiciones. Lo primero es la salud de todos. Aun así los diferentes organismos deportivos trabajan en la sombra en estos complicados días para buscar la mejor de las soluciones cuando llegue la aparente normalidad. Como han hecho todas las federaciones, la autonómica de baloncesto suspendió todos sus partidos federativos. El aplazamiento de las competiciones regionales y provinciales están aplazadas, por lo menos, mientras dure el estado de alarma -a día de hoy, hasta el 11 de abril-.

El equipo segoviano referencia en el plano de Castilla y León es el CD Claret, que milita en la Primera Nacional masculina. Este campeonato sufrió el parón por prevención hacia el coronavirus, atendiendo las directrices del Gobierno y a los consejos de las autoridades sanitarias, cuando restaban tres jornadas para el desenlace de la liga y con la fase final por definir. El plantel claretiano se encuentra entre los cuatro mejores, cumpliendo de momento su objetivo de estar en los cruces finales por la lucha del título. Son dos los puntos que tiene de ventaja sobre el CB Soria y está empatado con el tercero, el Venta de Baños.

“Muy a nuestro pesar,
y aunque la federación nacional y la territorial están alargando la toma de una decisión definitiva, todo tiene pinta de que se va a dar por terminada la temporada tal cual está”

De la crisis del Covid-19 y del reajuste del calendario habla el entrenador Diego Pascual: “La verdad es que la situación es bastante triste, más allá de la situación sanitaria tan grave que tenemos en España y el mundo, la mayoría de los jugadores son estudiantes que están sufriendo que el esfuerzo hasta ahora del año se puede ir al garete sin unas nociones claras de cómo se van a examinar, etc. También tenemos trabajadores con futuro incierto porque dependen de la movilidad, ahora tan reducida, o con una carga de trabajo mayor a pesar del teletrabajo, e incluso un policía nacional con el riesgo extra que están teniendo en este colectivo”.

Las opciones de reanudar la liga

Con esta lucha combaten diariamente los deportistas, que además complementan con la práctica de ejercicio. Pese a seguir entrenando, en la medida de lo posible, la incertidumbre de retornar a la competición gira en torno a la realidad. “Muy a nuestro pesar, y aunque la federación nacional y la territorial están alargando la toma de una decisión definitiva, todo tiene pinta de que se va a dar por terminada la temporada tal cual está”, apunta el técnico segoviano; y continúa explicando: “Dependiendo de lo que hagan en categorías superiores respecto a ascensos y descensos se podría incluso plantear una disputa de la fase de ascenso con la clasificación actual, pero si en categorías como EBA o LEB deciden que no haya ascensos y descensos, evidentemente, no tendría ningún sentido”.

El entrenador del CD Claret, Diego Pascual, dirige una sesión de pretemporada en las pistas Antonio Prieto. / KAMARERO

“El objetivo real de coger experiencia jugando la fase final se habría truncado”

Es la segunda temporada que la plantilla segoviana compite a nivel autonómico y, pese a su juventud, ha dado un nuevo paso respecto a la campaña del debut con el refuerzo de algunos jugadores con experiencia en la categoría, aunque podría no tener el impacto requerido. “Para nosotros supondría un varapalo puesto que, aunque el objetivo de quedar entre los cuatro primeros se habría cumplido, el objetivo real de coger experiencia jugando dicha fase se habría truncado cuando lo teníamos prácticamente cogido con la mano”, sostiene Pascual.

Mientras tanto cada uno de los integrantes del equipo claretiano continúa ejercitándose por su cuenta. “No tenemos un plan específico de trabajo al no contar con un preparador físico que nos lo prepare, pero sé de buena tinta que nuestros jugadores están trabajando en casa con ejercicios de autocarga como flexiones, sentadillas, planchas, etc. Y también ejercicios de cardio como bicicleta estática para mantenerse en forma”, asegura; y concluye. “Aunque lo más probable es que no haya baloncesto federativo hasta la temporada que viene”.