Open El Espinar Javier Figueredo
El alcalde de El Espinar, Javier Figueredo, hace el saque de honor del torneo. / ALBERTO SIMÓN

La XXXVI edición del Open Castilla y León Villa de El Espinar y el VI ITF femenino fue inaugurado ayer en un sencillo acto presentado por el periodista Fernando M. Carreño que contó con la participación de la directora del torneo, Virginia Ruano, la CEO del Open Castilla y León, Mónica Muñoz, el alcalde de El Espinar, Javier Figueredo, el diputado de Deportes de la Diputación de Segovia, Óscar Moral, y miembros de la corporación municipal. Además, participaron dos de los campeones, Fernando Verdasco, vencedor en el año 2007 y Eugeny Donskoy, doble campeón, con títulos en los años 2012 y 2015.

‘El milagro de El Espinar’, como se conoce este torneo desde hace años por su carácter de superación y esfuerzo, tiene un emblemático premio en forma de trofeo que cada año se fabrica a mano en la Real Fábrica de Cristales de La Granja. El Maestro Tallador, Nilo Ojeda, fabricó sobre las pistas el trofeo que recibirá el ganador el domingo, con el que se fotografiaron todos los presentes.

El alcalde de El Espinar, Javier Figueredo, realizó el saque de Honor, significando el pistoletazo de salida del evento y, junto a Virginia Ruano, cortó la cinta que inauguró las nuevas pistas, unas instalaciones que permitirán celebrar tanto el torneo masculino como el femenino en el Complejo Deportivo Municipal Pedro Muñoz.

Testimonio del crecimiento

Si por algo se caracteriza esta 36 edición es por las dos nuevas pistas que el Ayuntamiento ha construido para albergar todos los partidos en la misma sede. El torneo se ha convertido en un gran motor económico para el municipio llenando durante una semana todas las plazas hoteleras disponibles, los restaurantes y pequeños comercios. El consistorio ha invertido 160.000 euros para la construcción de las dos nuevas pistas que son obra de la empresa especializada Grupo Pineda. Esto ha supuesto pasar de cinco pistas a siete y, por primera vez en la historia, albergar el torneo completo en la misma sede.

En cuanto a lo deportivo, esta edición también es muy especial al tener en el cuadro final a cuatro campeones del Torneo, un hecho que no se ha producido nunca antes. De este modo, a partir de ayer lunes, compiten en el Complejo Deportivo Municipal Pedro Muñoz en la Estación de El Espinar, Fernando Verdasco, campeón en el año 2007; Nicola Kuhn, que lo ganó en el 2019; Ugo Humbert, vencedor en el 2018 y el ruso Eugeny Donskoy, que se proclamó campeón en dos ocasiones, en los años 2012 y 2015.

“Este año hemos dado un paso más simultaneando en las mismas pistas a los chicos y a las chicas y esto significa que el tenis no para desde las 10.00 hasta las 21.00 horas, y esto nos va a dar muchas alegrías y emociones. El público va a poder disfrutar de buen tenis y para mi es un orgullo haberlo conseguido. Es un trabajo conjunto entre el Ayuntamiento y la organización y significa un paso más. A nivel deportivo puede ser una de las ediciones más interesantes con nombres como Fernando Verdasco, pero también con jugadores no tan conocidos que dentro de un año o dos pueden estar jugando en Grand Slam. A mi es lo que me reconforta, poder ayudar a la gente joven a dar los primeros raquetazos y a que consigan los tan ansiados primero puntos y que luego se vaya por el mundo a jugar los grandes torneos”, explicó la directora, Virginia Ruano.