futbol segoviana primer entrenamiento
Los jugadores y el cuerpo técnico de la Segoviana, ayer durante la primera sesión de entrenamientos en La Albuera. / JUAN MARTÍN - GIMNÁSTICA SEGOVIANA

Manu González arrancó este miércoles su quinta pretemporada en el cuerpo técnico de la Segoviana con la misma ambición que el primer día. Señaló esta campaña en Segunda Federación como “el año de confirmación” del equipo que ha descendido en los tres años que ha sacado la cabeza de Tercera. “Ya veremos dónde nos pone la competición. No voy a ser yo el que venda el objetivo de la permanencia. Es obvio, pero creo que tenemos que mirar más allá. Esta plantilla ha hecho un trabajo grandísimo. A nivel económico seremos de los tres o cuatro peores equipos, pero nuestros jugadores tienen nivel para competir ante cualquier equipo”.

Arrancan la pretemporada 20 jugadores de campo, tres porteros y Rui, que entrena aparte tras su artroscopia, una intervención que le ha rejuvenecido dos años, según bromea su técnico. Del juvenil están Velázquez, Mario y Mera; entre los que pasan a senior entrenarán Eder, Ander y Salamanca. También estaba convocado Medina, pero ha firmado por el Tordesillas. También los fichajes: Sergio Nanclares, Juan de la Mata y Pablo Lombo.

González habló de incorporaciones “de mucho nivel”. Pese a asumir las labores de la dirección deportiva, no cree que se jugué más que otras campañas y reivindicó su idea de “ayudar a crecer el club” tras el ascenso. “Ni presión ni jugarme nada. Como dice Josito, yo vengo aquí a trabajar”.

El técnico anunció un cuarto fichaje que solo está pendiente de la firma y está a falta de “tres o cuatro refuerzos” para un club que está buscando cerca de Segovia. “No tenemos la capacidad para ir muy lejos a buscar porque hay que poner alojamientos o dar de comer. Y eso es mucho más dinero que traer a gente de Madrid o Valladolid. Y económicamente tampoco vas con grandes armas. Hay que tener paciencia, vendrán”. La búsqueda incluye un central, un extremo y dos opciones más que dependerán de la versatilidad de los fichajes. “Es un club atractivo para los jugadores y ofrecimientos tenemos todos los días”.

González se mostró satisfecho con el calendario: “Me gusta”. Señaló dos desplazamientos en diciembre como algo positivo porque va a permitir no abusar del campo en un mes delicado. “Tenemos un inicio bastante complicado, los rivales de Madrid siempre son muy competitivos. Empezar en Adarve (donde descendió la Segoviana en 2018) a mí me motiva muchísimo; si me hubieran dicho un lugar donde empezar, hubiera elegido ese”. El técnico ha empezado en sus cinco temporadas con un duelo a domicilio. “Tenemos una fase final que es donde tenemos que dar el do de pecho y acabar la primera vuelta de una manera óptima”.

El club entrenará todos los días y descansará los domingos; los partidos, ocho, serán en sábado y miércoles ante rivales “muy atractivos” como Zamora, Talavera o Unionistas, de Primera Federación, que visitarán La Albuera. O el Real Ávila, el primer amistoso, el 31 de julio en el estadio Adolfo Suárez. Estas semanas serán una oportunidad para los juveniles, pero su prioridad es luchar por la otra permanencia, en División de Honor Juvenil. “La idea es respetar su trabajo porque se juegan mucho este año. Y que hagan ese esfuerzo de mantener la categoría, que va a ser una locura con el grupo que les ha tocado”.

futbol segoviana primer entrenamiento MANU
El capitán de la Segoviana, Manuel Olmedilla ‘Manu’. / JUAN MARTÍN – GIMNÁSTICA SEGOVIANA

“Si seguimos la dinámica, quién sabe”

Manu Olmedilla garantizó las ganas del grupo que capitanea por ponerse a la tarea tras su último partido, el 9 de mayo. Dio la bienvenida a los fichajes y recordó a salidas como la de Ivi, Christian, Del Castillo o Dani Calleja. “Les echaremos de menos en el vestuario; habrá momentos en que les echaremos de menos en el campo, pero también han venido incorporaciones que nos van a ayudar mucho. Allá donde estén van a ser referentes, van a seguir disfrutando del fútbol y les deseo lo mejor”.

Manu ya marcó el objetivo cuando la Segoviana aseguró el ascenso: la permanencia que no pudo lograr en 2018. “Este tiene que ser el año, sí o sí. Y si seguimos con la dinámica del año pasado, quién sabe si soñar un poquito más alto. Los presupuestos marcan la confección de una plantilla, pero nosotros nos conocemos. En eso, partimos con ventaja”. Su fórmula es la del año pasado: empezar bien. “La clave es hacer un buen mes de septiembre que nos ponga en una situación cómoda en la clasificación. Y a partir de ahí, sumar todo lo que podamos”.

El partido inicial ante el Adarve “es una motivación para guiar bien esta pretemporada”. Con todo, el centrocampista no ha mirado más allá de la segunda jornada. “Sé que hay 11 viajes bastante largos y que la clave pasa por hacer muy buenos partidos en La Albuera”.