dep3 1nerea OPCION 2 WEB
Un lance del duelo disputado entre Unami y Futsi Navalcarnero en el Pedro Delgado. / NEREA LLORENTE

El Unami rescató un partido de enorme mérito el sábado en la pista del Pedro Delgado ante el Futsi Atlético Féminas. Rara vez ocurre en el fútbol sala que el equipo en inferioridad numérica consiga salir de su guarida y marque un gol De no encajar a marcar. Lo hicieron las azules en el momento decisivo de su duelo de la tercera jornada. “Nos agarramos bien al campo”, subraya su técnico, Enrique Molina.

Ambos equipos partieron con una apuesta ambiciosa, aunque el Futsi replegó líneas al adelantarse en el marcador tras un fallo en la salida de balón del Unami. La portera trató de coger el esférico tras un saque de banda, pero se le escapó. El cuadro segoviano fue ambicioso a la hora de proponer y exponer al rival. Así llegó el empate, obra de Sofía, con una preciosa vaselina ante la portera que sirvió para culminar una contra bien llevada por Sara. Con el 1-1 se llegó al descanso.

Tras un tramo de juego igualado, el Futsi anotó el 1-2, obra de María. Fue una jugada bien tejida por las madrileñas que desembocó en un mano a mano contra María; la portera segoviana pudo desviar el balón, pero no logró impedir que el rechace llegara a las botas de su tocaya, que embocó prácticamente a placer. Volvió a levantarse de la lona el Unami y devolvió las tablas al marcador apenas unos segundos después tras un robo de Leyre en la salida de balón del Futsi. La segoviana condujo el esférico y superó a la portera, que salió a su encuentro sin suerte.

Así las cosas, el Unami se quedó en inferioridad tras la expulsión de Sara por doble amarilla a diez minutos del final. Vio la segunda por una patada a destiempo; se tiró al suelo para intentar cortar un balón del Futsi, pero midió mal y arrolló a la rival. Sin discusiones ni protestas por la acción, las azules se pusieron el mono de trabajo y defendieron con mérito las acometidas de las madrileñas en un ataque cuatro contra tres. Se dio la circunstancia de que en un robo del Unami, las locales ganaron poco a poco metros hasta encimar la portería contraria. En esas, disfrutaron de un saque de banda. Fue un saque corto, apenas pisar el balón, y Cristina lo rompió con un tiro potente y cruzado que se coló en la meta madrileña y decidió el duelo.

Molina recuerda antecedentes y subraya que encajar un gol en superioridad no es plato de buen gusto. “Demuestra la ambición que tuvieron las chicas”. Casi un centenar de personas acudieron al pabellón a ver a un equipo en construcción. Por eso la victoria tiene un gran valor. “Sobre todo por cómo se agarraron al campo”.

Tres de tres para el Segosala

El Segosala mantuvo ayer su arranque inmaculado con un triunfo de prestigio en Alcorcón. Las segovianas fueron superiores de principio a fin y se embolsaron por 2-4 el duelo en la pista madrileña. Las debutantes en la categoría comparten el liderato junto al Almagro con nueve puntos.