A las ocho de la tarde, los conjuntos de Unami y Turégano saltarán al campo de La Albuera para disputar los últimos noventa minutos de la larguísima temporada en la Regional de Aficionados, que coronará a un equipo segoviano como nuevo integrante de la Tercera División, y dejará al conjunto que no ascienda con el premio, en ningún caso menor, de jugar la próxima edición de la Copa del Rey.

El 2-1 conseguido en la ida por el Turégano le concede una ligera ventaja de cara a un choque de vuelta al que no le faltará de nada, y que se presenta sin un favorito claro, porque ambos conjuntos tienen bazas más que importantes para sentirse optimistas. El Unami sabe que tiene arsenal ofensivo suficiente como para marcar un gol que le dé la victoria, y cuenta con la ventaja de que su mejor posición en la liga regular le otorgaría el ascenso en el caso de que se repitiera el resultado que se dio en el campo de El Burgo.

LOS DOS CON CONFIANZA

Pero el Turégano tiene a su favor no solo el marcador del encuentro de ida, que hace que cualquier victoria o empate le ponga directamente en Tercera, sino también el gen competitivo que ha mostrado el equipo de Luis Bertó durante toda la temporada, y su capacidad para mantener marcadores favorables que le llevó a eliminar hace un par de semanas a todo un Villaralbo que partía como favorito para alcanzar esta final por el ascenso de categoría.

Algo que sí tienen claro todos los protagonistas es que no será un partido de 0-0, que fue el marcador que se registró en la penúltima jornada de la liga regular entre ambos protagonistas en La Albuera, y que impidió al Unami celebrar el ascenso directo, así que el conjunto de Gonzalo del Valle tiene una ‘cuenta pendiente’ con el Turégano, que querrá saldar hoy mismo.

El Unami no presenta bajas para este partido, mientras que el Turégano sí tendrá que sobreponerse a dos ausencias importantes, ambas por acumulación de amonestaciones. Carlos García y Morata, dos jugadores importantes en el esquema de Luis Bertó, no podrán ser de la partida, lo que supone un buen quebradero de cabeza para el técnico.

NO HABRÁ PELIGRO POR EL CALOR

El encuentro, que será dirigido por el árbitro soriano Domingo Heras Elvira, no correrá el peligro del fuerte calor que sí hizo el pasado fin de semana, y se espera un gran ambiente de fútbol. La hora de inicio prevista para las ocho de la tarde sorprendió en principio, puesto que se abre la posibilidad de que haya que encender las luces del campo en el tramo final del encuentro con lo que de gasto supone para las arcas del IMD, pero el más allá del horario lo importante es que, a las diez de la noche, habrá un equipo segoviano en la Tercera División, y otro que tendrá un buen consuelo pensando en la Copa del Rey.