BE5G6924 web
Robert Galloway y Alex Lawson, ganadores del torneo, durante la entrega de premios. / ALBERTO SIMÓN

Los tenistas estadounidenses Robert Galloway y Alex Lawson, que partían como primeros favoritos, conquistaron el título de dobles de la XXXV edición del Open Castilla y León Villa de El Espinar tras vencer en la final a la pareja formada por el estadounidense de origen argentino Juan Cruz Aragone y al colombiano Nicolás Barrientos por 7-6 6-4.

El partido comenzó con mucha incertidumbre. La lluvia obligó a retrasar su inicio, previsto para las 12.00 horas, hasta en dos ocasiones. Los operarios del torneo se afanaron en los trabajos de secado y con tres horas de retraso y en la pista dos, en lugar de en la central como está previsto, arrancó el tenis.

La pareja estadounidense, que no ha cedido ningún set en toda la semana, comenzó muy segura. Sin embargo, Aragone y Barrientos forzaron para llegar al tie break que finalmente cayó del lado de los vencedores del torneo por 10-8. El segundo set también estuvo muy igualado pero la experiencia se terminó imponiendo.

Hemos jugado muchas finales este año así que estamos muy contentos de haber ganado esta” explicó Alex Lawson al concluir el partido. Su compañero Robert Galloway también se mostró muy feliz con la victoria. “Hemos construido este equipo juntos y ya hemos ganado dos títulos. Esperamos seguir ganando más. Llegamos a principio de la semana para poder entrenar y adaptarnos y teníamos unas expectativas muy altas. Todo el mundo ha sido muy amable y el torneo ha estado muy bien. El que hayan secado la pista tan rápido ha sido increíble. Todo el mundo estaba muy preparado y atento”, aseguró el ganador del torneo en la modalidad de dobles.

En el palmarés histórico del torneo espinariego, Galloway y Lawson son la primera pareja estadounidense que se proclama campeona de dobles. Anteriormente el torneo había visto a dos estadounidenses ganar el título de dobles, pero con parejas de otros países: Tripp Phillips en 2003 junto al checo Fukárek y Jim Thomas en 2008 con el británico Ross Hutchins.