El carrilero del CD La Granja Alejandro Cuadrillero ‘Cuadri’ da un pase en profundidad. / KAMARERO
Publicidad

El fútbol no profesional lleva a los jugadores a compaginar trabajo y/o estudios con la práctica deportiva. Muchos, además, tienen que realizar desplazamientos diarios para entrenar. En ida y vuelta. En la Gimnástica Segoviana la mayor parte del cuerpo técnico que encabeza Manuel González reside en la Comunidad de Madrid y van y vienen todos los días que el equipo tiene sesión de trabajo o partido. Lo mismo hacen componentes de campo como Rui Fernando da Gracia ‘Rui’ o Adrián Pérez. Por parte del CD La Granja, el técnico Miguel de la Fuente se traslada desde Valladolid y varios integrantes proceden de Madrid. Este es el caso de Alejandro Cuadrillero ‘Cuadri’ (2000), que está completando su primera temporada con la plantilla de San Ildefonso.

La situación del coronavirus ha obligado a frenar todas las competiciones y la vuelta a la normalidad es una incógnita. “Nos ha pillado por sorpresa y no sabemos qué va a pasar”, reconoce el propio Cuadri desde Madrid. Mientras esperan a conocer nuevas indicaciones de la Real Federación Española de Fútbol y de la Autonómica, atendiendo a las autoridades sanitarias, cada jugador se encuentra cumpliendo la cuarenta y sigue entrenando de manera individual. “Estamos realizando sesiones personalizadas. Es complicado, ya que no tenemos los mismos medios, pero no podemos perder el buen momento de forma física que tenemos”, comenta el carrilero.

El conjunto sigue las indicaciones de De la Fuente con vistas a revertir la situación deportiva. El plantel del Real Sitio es colista a nueve puntos de la línea de la permanencia. “El grupo está trabajando muy duro para que lleguen los resultados. Sabemos que estamos inmersos en una mala dinámica, pero nadie se baja del barco y en cuanto logremos sumar vamos a cambiar la mentalidad”, repasa.

Cambiar de dinámica

El equipo lleva 11 encuentros sin ganar y ahora encara un exigente calendario final en el que se mide a rivales de la zona alta como el Real Ávila, el Numancia B, el Zamora CF, el Cristo Atlético o la Arandina y a contrincantes que comparten objetivo como el Mirandés B, el Atlético Bembibre o La Bañeza. “Tenemos una agenda fuerte. Cuando juguemos en casa y contra los rivales directos tenemos ganar y luego complicar la cosa a los equipos de arriba para ver si podemos sacar algún punto”, explica Cuadri; y continúa: “La clave está en estar más acertados de cara al gol y reducir los fallos en defensa. Para ello, hay que estar concentrados desde la salida”.

A nivel personal

A nivel personal, valora: “Estoy muy seguro y me encuentro con confianza. Como todo, esto va por rachas. Ha habido partidos que no salían las cosas, aunque ya sabía que esta liga era muy dura. Sigo aprendiendo y cada día estoy más firme”.