Dos ciclistas bordean un río durante una de las etapas./ TITAN DESERT

Fran Herrero sigue liderando la Skoda Titan Desert Almería a falta de una etapa para el final de la competición, después de una tercera etapa más que emocionante, en la que la labor de equipo de su compañero Miguel Muñoz fue espectacular, ya que esperó al segoviano cuando éste sufrió un pinchado a dos kilómetros de la meta, renunciando al triunfo parcial y a la roja de la general en favor de Fran.
“Tengo que dar las gracias a Miguel Muñoz por su ayuda, ya que sigo de líder gracias a él” afirmó el ciclista de Carbonero El Mayor, que señaló que “llevaba diez kilómetros pinchado, y cuando tuve que parar porque ya no tenía presión en la rueda me esperó en lugar de ir a disputar la etapa, lograr el liderato y la Titan”.
Aunque el ciclista segoviano es líder a falta de una sola jornada con 41 segundos sobre Muñoz, aún no concede lugar para el exceso de confianza. “Aquí fácil no hay nada, los problemas mecánicos están ahí y puede suceder cualquier cosa. Por ejemplo, hoy (por ayer) primero se me rompieron las bielas y luego he pinchado al final. Mañana habrá ramblas difíciles y no te puedes fiar. Hemos dado un golpe en la general pero esto no está hecho para nada”, dijo.
La tercera etapa tuvo el ascenso a Velefique como punto clave. Luis Ángel Maté coronó junto a Guerrero con dos minutos sobre los rivales directos, pero en el descenso Fran Herrero y Miguel Muñoz se jugaron el tipo y eliminaron a Maté, quien empezó a perder minutos. El pinchazo de Fran y el gesto deportivo de Muñoz le pusieron la victoria en bandeja al malagueño Pablo Guerrero.
En la general, y a falta de un solo capitulo, Herrero saldrá a defender la roja con 41 segundos de ventaja respecto a Muñoz y 2.31 minutos sobre Luis León Sánchez.