Aunque a regañadientes y tratando de mantener todo el cuidado posible, la competición dentro del subgrupo 1B de la División se Honor juvenil dio comienzo el pasado fin de semana, sin la presencia de un ‘clásico’ como el Eufón Cuéllar, que optó por no salir a competir para salvaguardar la salud de sus deportistas.

De esta manera, nueve son los conjuntos que compiten en este subgrupo, de los que tres son segovianos, y el balance de la jornada fue de dos derrotas por la mínima y una victoria también por un gol de diferencia, muestra de la igualdad que preside la competición.

El CD Valverde fue el único conjunto de Segovia que logró sumar los tres puntos recuperándose de un mal inicio de partido, ya que apenas puesto el balón en juego encajó el 0-1 por parte del Atlético Benavente, pero restableciendo pronto las tablas en el marcador por medio de Darío, y comenzando a liderar el partido con claridad gracias a los tantos de Víctor y de nuevo Darío antes del descanso, más el conseguido por Pedro apenas iniciado el segundo tiempo.

Tras el descanso los equipos comenzaron a acusar el cansancio, y las ocasiones fueron menos claras, y se culminaron con menos calidad. El CD Valverde controló el marcador durante todo momento, y solamente cuando el Benavente anotó su cuarto gol que reducía las diferencias hubo un poco de inquietud. Pero el reloj corrió a favor, y la victoria se quedó en casa.

Segosala cayó al final

El CD Segosala se llevó el primer disgusto de la temporada al perder el partido frente al Tres Columnas en el último minuto, después de haber hecho un buen trabajo sobre la pista del Pedro Delgado.

Como le sucediera al CD Valverde frente al Atlético Benavente, el conjunto que dirige Luigi también encajó un gol en las primeras acciones del encuentro, pero le costó bastante más poder devolver el empate al electrónico, algo que logró en las postrimerías de la primera mitad gracias a los tantos logrados por Íker y Unai, que empataron el choque.

El partido se movió en el alambre durante todo el segundo tiempo, con el Segosala apostando claramente por la victoria, hasta que en el tramo final del choque un tercer tanto del Tres Columnas dejó a los segovianos sin tiempo para reaccionar.

El San Cristóbal quedó cerca

También cedió el San Cristóbal en la recta final de su partido en la cancha del FS Salamanca, donde se hizo merecedor de lograr por lo menos un punto después de realizar unos más que buenos primeros minutos de encuentro, en los que dominó a su oponente en el juego y en el marcador, llegando a liderar por dos goles de diferencia con los tanto de Alberto, Álvaro y Mario.

Pese al buen trabajo hecho, los de Juan Carlos Dueñas se fueron al descanso por detrás en el electrónico, aunque por solo un gol de diferencia, logrando nivelar el partido con mucho tiempo por delante gracias al acierto de Mario, que con su segundo tanto puso el 4-4 en el marcador. pero a tres minutos para la conclusión, el FS Salamanca marcó su quinto gol, dejando sin tiempo al Segosala para intentar recuperar la distancia en el electrónico.