Publicidad

Todos los clubes que se inscribieron para tomar parte en el play off express, tanto de Tercera como de Segunda División B, eran conscientes del gran esfuerzo que debían realizar para conseguir que sus jugadores llegaran en el mejor momento posible a mediados de julio, cumpliendo las medidas sanitarias y los protocolos previstos por las autoridades sanitarias, a los que se remitían tanto el Consejo Superior de Deportes como las distintas federaciones.

Uno de esos protocolos lógicamente exigentes tenía que ver con los encuentros amistosos de preparación, que los clubes se esfuerzan por jugar, puesto que resulta ciertamente problemático tratar de que la plantilla llegue en las mejores condiciones al play off sin haber jugado más que ‘partidillos’ entre sus futbolistas.

La Gimnástica Segoviana es uno de esos conjuntos que necesita disputar esos partidos amistosos, y aunque en un primer momento desechó la idea por todos los requisitos que debía cumplir para poder celebrarlos, finalmente optó por ‘ponerse las pilas’ con los protocolos y, aprovechando la necesidad que también tienen otros equipos de celebrar esos encuentros, organizar hasta tres partidos antes de jugar el play off.

La callada por respuesta

Sin embargo, el primero de ellos, que debía haberse celebrado el pasado miércoles en La Albuera, se tuvo que cancelar, y en su lugar celebrar un entrenamiento ‘normal’ después de que las gestiones que trató de llevar a cabo la Segoviana con la Cultural Leonesa, club con el que había pactado este amistoso, fueran infructuosas porque la entidad leonesa ni siquiera se puso en contacto con la azulgrana, ni para cancelar el partido… ni para dar explicaciones. Y no fueron pocas las llamadas que la dirección deportiva de la Segoviana realizó a su homóloga de la Cultural, que no tuvieron respuesta.

Es evidente que esta actitud ha causado un buen malestar en el conjunto gimnástico, que considera muy poco seria la actitud del club de Segunda División B que tiene aspiraciones de llegar al fútbol profesional, no en vano está preparando su fase de ascenso. “Esperábamos por lo menos una llamada por parte de la Cultural en la que por lo menos se nos dijera que no iba a venir. Pero ni siquiera eso”, se lamentó Ramsés Gil, director deportivo gimnástico.

Fue él quien hizo las gestiones para el encuentro amistoso aprovechando la presencia en el cuerpo técnico de la Cultural del preparador físico segoviano Nacho Gonzalo, y el que en las jornadas precedentes trató en varias ocasiones de ponerse en contacto con el club leonés, sin éxito. “No entiendo que ni siquiera se hayan dignado a coger el teléfono cuando el partido ya estaba pactado”.

Así que serán (con suerte) dos y no tres los amistosos que jugará el conjunto gimnástico, siendo el primero de ellos el que jugará el próximo sábado ante el Toledo en La Albuera.